2018-03-01 14:03 FC Barcelona Por: Fede Peris

Neymar consuma su traición al PSG y ya está en Brasil

Ya está en Brasil y el sábado será operado. Su compromiso con el PSG le invita a pasar del partido del martes ante el Madrid pasando por encima los intereses de la selección de Brasil.



Neymar no se lo ha pensado dos veces. Pudo haber hecho como Guedes en el Valencia (la misma lesión para los dos), que jugó infiltrado con su equipo, pero Neymar ha preferido escurrir el bulto del Real Madrid, marcharse a Brasil para ser operado, asistir a la fiesta de anoversario de su hermana y llegar al Mundial pletórico para mejor gloria de Brasil.

Los intereses propios y de Brasil por encima de los del PSG

A Nasser Al-Khelaifi, presidente del PSG, se le debe haber quedado cara de tonto al enterarse de que Neymar ha decidido volar literalmente a Brasil para ponerse en manos de un cirujano brasileño este mismo sábado, ver por la tele el martes el PSG-Real Madrid, acudir a la fiesta del aniversario de su hermana Rafaella el próximo día 11, y recuperarse durante dos meses para reaparecer en mayo tomándose la competición francesa como un mero entrenamiento para coger ritmo de cara a su participación en el Mundial con la selección brasileña.



Cuando se pagan 222 millones por un futbolista, comisiones al papá al margen, y se le recompensa con una ficha neta de 31 millones anuales se puede esperar otro tipo de compromiso. Pero se trata de Neymar, un jugador al que el Barça no echa de menos a juzgar por los resultados cosechados con él la temporada pasada y sin él en la presente. 

Neymar se ha puesto en manos de los médicos brasileños ninguneando a los del PSG, el club que le paga, y ha viajado en su jet privado a Río de Janeiro en compañía del médico de la selección brasileña Rodrigo Lasmar, que es quien ha decidido que debía operarse para solucionar su problema en el quinto metatarsiano (dedo meñique) del pie derecho. Aunque también se desplazó el médico del PSG Gérard Saillant para cubrir las apariencias. Neymar pasará por el quirófano este mismo sábado en Belo Horizonte.

Si el Real Madrid elimina al PSG no será culpa de Neymar

Neymar consigue así asegurar su participación en el Mundial con Brasil, aunque eso suponga traicionar a su equipo en el partido más importante de la temporada ante el Real Madrid el próximo seis de enero. Si el PSG cae, algo muy factible tras el resultado del partido de ida en el que sí jugó, no será culpa suya.



Un culebrón muy de Neymar. En el Barcelona luchaba por sus privilegios discretamente. En París, sin el rey Messi que le eclipse, ha conseguido al fin de sueño de ejercer como dueño absoluto del club disfrutando de todas las prebendas.  El problema lo tendrá Neymar si sus compañeros son capaces de sacar adelante la eliminatoria con el Real Madrid sin su concurso. Si eso ocurriera, el presidente Al-Khelaifi podría descubrir que no hacía falta gastarse 222 millones en un jugador para convertir a su equipo en ganador.

Unai Emery sabía que Neymar podía haber jugado ante el Real Madrid infiltrado. Otro que se siente traicionado por el escaso compromiso de Neymar con el club que le paga.

 

 

 

Deja tu Comentario