2018-03-01 16:03 Real Madrid Por: Redacción MB

Por qué Isco está hasta el moño de Zidane

El malagueño se ha cansado de su entrenador por un principal motivo



En esto del fútbol es constante ver a futbolistas que se enfadan por ser cambiados durante los partidos. En algunas ocasiones se les achaca a esos mismos futbolistas falta de profesionalidad y de compañerismo, ya que no están siendo justos con sus compañeros que no han disfrutado de la titularidad y saltan al campo a jugar.

Otra cosa es lo que le pasa a Isco. Y es que en tres cuartas partes de los encuentros en los que ha sido titular, el malagueño ha sido cambiado por Zidane. Un dato revelador que certifica porque el jugador está harto de su entrenador.



De las 68 titularidades que acumula Isco en la era Zidane, tan solo ha acabado el partido en 16 partidos. Esto le ha afectado al madridista como motivo prioritario por el que ya no confía en su técnico y se vio reflejado en Cornellà, cuando Isco abandonó el terreno de juego andando pese a que el partido iba 0-0.

Eso sí, en favor de Zidane están las estadísticas, ya que Isco ha bajado notablemente su forma física desde el principio de temporada y la pasada campaña.

La bronca de Ramos a Isco en Cornellà

Hubo tensión y bronca en el vestuario del Real Madrid al término del partido que anoche enfrentó al equipo blanco con el Espanyol y que concluyó con derrota madridista por 1-0. Al capitán Sergio Ramos no le gustó la actitud que mostró Isco durante el partido y se lo recriminó a la cara en el vestuario y delante de todos.



A Isco no le gustó nada que Zidane decidiera retirarle del terreno de juego después de una racha de partidos en los que le había condenado al banquillo. El centrocampista andaluz encajó muy mal la sustitución como solución a los problemas del equipo para anotar un gol y cuando vio su dorsal para ser sustituido se lo tomó con mucha parsimonia. Tardó hasta 45 segundos en abandonar el campo cuando el Real Madrid trataba desesperadamente de anotar el gol que le diera la victoria luchando contra el Espanyol y contra el reloj.

El detalle no le gustó nada a Sergio Ramos, a quien ya se le pudo ver desesperarse sobre el mismo terreno de juego. En el Chiringuito advirtieron anoche que Sergio Ramos se tomó la actitud de Isco como una falta de consideración hacia un compañero y le dijo que "en el Madrid hay que salir corriendo del campo". Ramos hizo extensivas las críticas a otros compañeros por una actitud mostrada en el campo que nada tiene que ver con los valores del Real Madrid.

Tampoco a Zidane le hizo ninguna gracia el comportamiento de Isco, que viene a confirmar por qué no cuenta con él en los últimos partidos. Si hay algo que no perdona a Zidane en sus jugadores es la falta de actitud y en ese principio fundamental basa sus alineaciones, aunque a veces los aficionados, desconocedores de lo que sucede en el vestuario, no logren entenderlas. 


Deja tu Comentario