2018-03-08 08:03 Fichajes Por: Ricard Cardona

El salario de Griezmann genera polémica en el vestuario

El Barça deberá suavizar el impacto de la llegada del crack del Atlético al Camp Nou.



El Barça tiene claro que su principal objetivo para la próxima temporada es Antoine Griezmann. A pesar de que Ernesto Valverde se ha acostumbrado a recurrir a un 4-4-2 con Messi y Suárez en punta, la tendencia natural en el equipo blaugrana se va a imponer a partir del siguiente curso, donde, a falta de que Dembélé despegue por fin, hace falta un referente de garantías para acompañar a los dos cracks atacantes y meter todavía más goles. Casi todos los aspectos del fichaje del galo son positivos -el club pagará su cláusula, sin tener que negociar con el Atlético, y cuenta con el compromiso total del crack-. Sin embargo, hay una dificultad que desde la entidad deberán asumir.

Y esta no es otra que el alto salario del '7'. Para bloquear la 'fuga' de su estrella a la espera de que caducara la sanción de la FIFA que les impedía fichar, el Atlético de Madrid se vio obligado a subirle para esta temporada el sueldo a su jugador hasta los 15 milllones de euros, además de doblar su cláusula de rescisión hasta que termine la temporada. Una suma de dinero que en el Barça sólo es superada por Leo Messi, y que, de serle asignada en el Camp Nou, le dejaría por delante de otros cracks como Iniesta, Luis Suárez y Coutinho.



El Barça y el problema salarial con Griezmann.

De esta forma, el Barça deberá andar con pies de plomo para poder modelar el sueldo del francés a su rol en la plantilla sin que esto signifique romper el equilibrio salarial, sobre todo entre los jugadores más importantes. Lo que parece seguro es que el Atlético de Madrid no puede mantener a su estrella a este precio, que no ha sido más que un parche temporal para retenerlo durante más tiempo.

Así, Bartomeu y compañía todavía tienen unos meses para lograr convencer a Griezmann con un salario convicente pero respetuoso con los galones en la plantilla azulgrana, que evite así una brecha que le deje mal parado en el vestuario una vez llegue a Barcelona.


Deja tu Comentario