2018-03-09 08:03 Real Madrid Por: Ricard Cardona

Muchas novedades en el Madrid que jugará mañana en Eibar

Zidane ya tiene decididas las rotaciones que hará después del choque de Champions.



El Real Madrid ya ha superado su primer gran reto de Champions esta temporada. Después de terminar la fase de grupos como segundos y verse emparejado con el Paris Saint-Germain, cruce con el que algunos se atrevieron a situar a los merengues por debajo, los de Zidane dieron toda una muestra de poderío y de dominio venciendo a su rival en los partidos y apeándole de la máxima competición continental. Tras el esfuerzo físico realizado por los titulares en el Parque de los Príncipes, el técnico marsellés ya ha decidido aplicar varios cambios en su once respecto al próximo encuentro de Liga.

Este fin de semana espera el Eibar en Ipurúa, un campo al que saltarán varios teóricos suplentes en el once del entrenador galo. Para empezar, se espera que Nacho y Theo Henández entren en la alineación titular, mientras que Isco pase a ocupar la medular junto a un totalmente recuperado Toni Kroos. En la delantera, Gareth Bale podría volver a salir de inicio tras haber perdido su sitio en el once en los últimos encuentros.



Modric, la gran duda de Zidane para el partido ante el Eibar.

Quizás la gran duda para el choque sea la presencia de Luka Modric. El croata ya se ha recuperado de su lesión y ha vaciado por completo la enfermería merengue, una gran noticia para Zidane a estas alturas de la temporada. Sin embargo, no se espera que salga de inicio ante el Eibar, si bien desde el equipo blanco confían en que pueda llegar a tener unos minutos para tomar rodaje. 

Antes del regreso a los cuartos de Champions, con el rival todavía por definir, los merengues tienen pendiente esta salida a Euskadi, además de recibir la visita del Girona y las dos semanas del parón liguero por selecciones, en los que esperan varios encuentros amistosos para preparar el Mundial de este verano.


Deja tu Comentario