2018-03-11 20:03 Fichajes Por: Carlos Muñiz

El PSG viaja a Brasil a la desesperada para convencer a Neymar de que siga

Nasser Al-Khelaifi se juega su puesto como presidente del PSG si no consigue retener a Neymar en París.



Nasser Al-Khelaifi, presidente del PSG, se juega el cuello. Sabe que Neymar quiere dejar cuanto antes el PSG, incluso que está dispuesto a no regresar a París ni enfundarse otra vez la camiseta del PSG. Por eso ha decidido coger el toro por los cuernos y viajar personalmente a Brasil para tratar de convencer a la estrella brasileña de que no le deje tirado. Al-Khelaifi se juega su continuidad en la presidencia del PSG porque el dueño del club, el emir de Qatar Tamin bin Hamad Al Thani, no quiere oír hablar de la fuga de Neymar de París. Perder a Neymar sería tanto para el actual presidente parisino como quedarse sin trabajo... al menos como presidente del PSG.

El emir de Qatar le toca la cresta al presidente dle PSG

El medio francés Telefoot informa hoy que Nasser Al-Khelaifi, presidente del PSG, ha decidido viajar personalmente a Brasil para hacerle cambiar de opinión a Neymar y convencerle de que siga en el club al menos una temporada más. Al Khelaifi le puso precio hace unos días a Neymar en un desliz que pouede costarle caro: 400 millones. Pero el emir de Qatar montó en cólera al enterarse y le tocó la cresta al presidente ejecutivo del club: Neymar no tiene precio y no se vende ni por todo el oro en el mundo. Ese es el mensaje que recibió Al-Khelaifi, que a su vez no ignora que si Neymar se quiere ir, nada en el mundo podrá convencerle de lo contrario. Aunque él lo intentará en los próximos días desplazándose personalmente, junto al director deportivo Antero Henrique, para intentar hacerle cambiar de opinión y retrasar las prisas que le han entrado por formar parte de la plantilla del Real Madrid.



Peligra la cabeza del prewsidente Al-Khelaifi si no consigue retener a Neymar

Al-Khelaifi sabe que la situación es delicada y que Neymar está más fuera que dentro del PSG, por eso desea mover ficha antes de que sea tarde buscando nuevos argumentos que convenzan a Neymar de que el Real Madrid puede esperar y que su presente debe escribirse en el PSG, aunque será difícil convencerle después de haber disfrutado de la pasión de la Liga española. El nivel de la liga francesa le deprime y le embarga la sensación de que está perdiendo el tiempo en esa competición.

De la misma manera que Unai Emery perdió su puesto en el banquillo tras la eliminación del PSG en la Champions League a manos del Real Madrid, la cabeza del presidente Nasser Al-Khelaifi puede rodar si no es capaz de retener a Neymar en el PSG. Y en eso está. Y si hay que volver a sacar el talonario, se saca.

 




Deja tu Comentario