2018-03-15 13:03 Real Madrid Por: Carlos Muñiz

El Camp Nou volvió a convertirse en un foro político independentista

La UEWFA mira hacia otro lado cuando años atrás sancionó con severidad la exhibición de banderas estrelladas en la grada.



También el Barça-Chelsea estuvo marcado por la política y teñido de manifestaciones independentistas, algo que va en contra del espíritu deportivo y de la normativa de la propia UEFA en sus competiciones. ¿Habrá respuesta de la UEFA en forma de castigo por utilizar el Camp Nou para otros fines que no son los puramente deportivos?

Una pancarta gigante reclamando libertad junto a un enorme lazo amarillo presidió los primeros minutos del Barça-Chelsea de anoche. El FC Barcelona permitió que el Camp Nou sirviera de vehículo de expresión para un sector de la sociedad catalana y en contra de lo que opina otro sector mayoritario de la misma. No es una novedad. Se repite partido tras partido el interés de grupos independentistas de internacionalizar los problemas que tienen con la justicia española. 



La UEFA ya sancionó con dureza la exhibición de esteladas en la grada del Camp Nou

La UEFA ya ha sancionado tres veces al FC Barcelona por la exhibición de banderas esteladas en la grada del Bernabéu. Por eso sorprende el pasotismo con el que afronta este tipo de situaciones. En Inglaterra, sin ir más lejos, a Pep Guardiola le han prohibido lucir el lazo amarillo. Pero la UEFA sigue sin enterarse y acepta que se mezcle de forma chapucera el fútbol con la política en un escenario que debería ser cien por cien deportivo.

Para acabarlo de arreglar, el Camp Nou en pleno silbó de forma ostensible el himno de la UEFA cuando sonó por los altavoces. Debe ser la manera de agradecer a la UEFA arbitrajes como el de Ovrebo o Aytekin que han dado vidilla al Barcelona en la Champions League de los últimos años.

 



 


Deja tu Comentario