2018-03-15 08:03 FC Barcelona Por: Ricard Cardona

El gesto grosero de Morata que retrata los valores del Real Madrid

El canterano merengue perdió los papeles y pagó su impotencia en el Camp Nou.



El Barça volvió a ser la pesadilla de Álvaro Morata en Champions. Al igual que sucediera en 2015, cuando durante su etapa en la Juventus el entonces equipo de Luis Enrique le ganó la final del torneo en Berlín, esta temporada, con la camiseta del Chelsea, ha vuelto a quedar apeado de la competición por culpa del conjunto blaugrana, que pasó por encima de su equipo en el Camp Nou. Sin embargo, en este tiempo entre derrota y derrota ha tenido tiempo de impregnarse bien de los valores merengues, después de su corto y nada exitoso paso por el club blanco entre ambos periplos.

A pesar de ser suplente y no oler el balón en los minutos que jugó, el madrileño logró ser uno de los protagonistas del choque, aunque lo fue en clave negativa y por motivos extradeportivos. Todo empezó cuando saltó al campo y todo el coliseo blaugrana le recibió con una sonora pitada por su pasado merengue. Algo que ya no digirió bien, y que todavía fue a peor cuando el estadio entero se burló de él con el cántico "que malo eres, Morata que malo eres".



Morata respondió llevándose la mano a sus partes.

Fue entonces cuando el canterano blanco perdió la compostura y sacó a relucir los valores merengues con los que creció. Como respuesta a los coros que escuchaba sobre el césped, el jugador se llevó su mano a sus partes íntimas, en un gesto obsceno y desagradable que no sólo dice mucho de su mal perder, sino que refleja los valores con los que ha crecido como futbolista.

Seguro que desde la capital española están bien satisfechos al haber comprobado que, efectivamente, Morata ha salido con ADN merengue. El señorío sobre el campo, que no falte nunca. ¿Se quejarán ahora de las 'provocaciones' de Gerard Piqué?


Deja tu Comentario