2018-03-15 20:03 Prensa Merengue Por: Fede Peris

¿Le supo mal a Pedrerol que Antonio Conte no le metiera el dedo en el ojo a Messi?

Josep Pedrerol condena agriamente que el entrenaqdor del Chelsea, Antonio Conte, felicitara a Messi al final del partido.



A Josep Pedrerol le ha indignado que Antonio Conte, entrenador del Chelsea, se comportara con deportividad y como un caballero con Leo Messi al final del partido que anoche enfrentó al Barça con el Chelsea en el Camp Nou.

Se ha permitido incluso proponerle que la próxima vez se lleve el teléfono para hacerse un selfie con él y hasta se ha ofrecido para regalarle una camiseta firmada por Leo Messi, que ya se encargaría él de conseguirla. El cínico Josep Pedrerol es de otra calaña, de la calaña del dedo en el ojo. Queda en el recuerdo su alegato a la violencia en el programa Punto Pelota cuando llevó al plató, vendiéndolo como una gran exclusiva mundial, la pancarta gigante bendecida por Florentino Pérez que colgó varios meses en la grada del Bernabéu con este texto: "Mou: tu dedo nos señala el camino". Pedrerol va por ahí. Seguramente habría sido muy feliz si al término del partido Conte le hubiera metido el dedo en el ojo a Messi, como suele hacer su amado Mourinho cuando pierde y se le cruzan los cables. O que hubiera acudido al parking para insultar al árbitro desde el anonimato y la impunidad. Entonces habría incorporado las imágenes a la crónica de sucesos y sangre en la que se ha convertido el programa Jugones. Y así sería feliz.



Así se ensucia una gran victoria del Barça

Hoy Josep Pedrerol ha cargado contra Antonio Conte por ser deportista y reconocer que el Barça fue superior y que Messi es el mejor futbolista de la historia. A él le habría gustado que hubiera rajado contra el árbitro por considerar que le habían robado en el Camp Nou, que hubiera dicho que Messi es inferior a Cristiano Ronaldo y que hubiera proclamado a los cuatro vientos que como el Real Madrid no hay nadie. Pero no. Conte decidió ir a buscar a Messi para abrazarle y felicirtarle. A lo mejor son celos porque no es la primera vez que le pasa a Messi y no se conoce otro caso de algún técnico que no haya podido contener el impulso de ir a felicitar a Cristiano Ronaldo. ¿Estará celoso Pedrerol por el amigo que le concede una entrevista anual en rigurosa primicia mundial como premio a su impagable labor pelotera? Por eso Pedrerol ha dicho: "Le faltó a Conte darle las gracias al Barça por la derrota y ponerse la bufanda del Barça". Eso ha sido lo más destacable en el programa Jugones del partidazo de ayer del Barça. Ha tenido que envainársela, aunque no sin antes manipular a su gusto la información del partido glorioso del Camp Nou, buscando mierda para ensuciarlo.

Que si una pasarela que se movía por donde obligaban a pasar a los hooligans ingleses, que si quejas del Chelsea por el trato recibido por sus hinchas de la Seguridad del Barça ("salieron indignados del Camp Nou, qué mal organizado todo"), el vídeo personalizado de Luis Suárez de todos los partidos, el mismo que no dedican nunca a Cristiano Ronaldo, para dejar constancia de que mereció ser expulsado por sus malos modos ("¿qué pasa con Luis Suárez? Acabó desquiciado con el árbitro, como en casi todos los partidos, con quejas, protestas y faltas permanentes de respeto al árbitro"), y el penalti imaginario a Marcos Alonso, que "indignó a los ingleses"... Y al propio Pedrerol, parece ser.

Así ve los partidos del Barça Josep Pedrerol, siempre de acuerdo con el guión que le ponen delante. En donde debe poner que tiene que dejar en evidencia a la becaria de turno por trabarse: "¿´Se encarga´ has dicho, no?". Nada nuevo en la viña del señor. Pedrerol, fiel al estilo Mourinho, parece preferir los dedos en el ojo del rival antes que la felicitación al contrario cuando ha demostrado su superioridad.



La deportividad de Josep Pedrerol no da para más. Será por el exceso de violencia gratuita y morbosa que llevan sus programas. O la sobrecarga de temas extradeportivos que convierten su programa en un panfleto político unidireccional. Cosas del guión en La Sexta.

 


Deja tu Comentario