2018-03-16 17:03 Leo Messi Por: Carlos Muñiz

Chinita de Messi a Cristiano: "Yo ya no soy egoísta jugando"

Messi le envía un recado a Cristiano Ronaldo acerca del egoísmo del juego de ambos.



A buen entendedor pocas palabras bastan. Leo Messi le ha enviado un recado velado a Cristiano Ronaldo recordándole que eso del egoísmo en el fútbol que tanto practica el portugués, que tanto yo, yo, yo y yo, y tanto señalarse el nombre cuando marca un gol y tanto presumir de ser guapo, rico y bueno ya está pasado de moda. Messi ha madurado como persona y como deportista y se ha convertido en un futbolista total que mira por el equipo y no exclusivamente por sacarle brillo a su apellido. A fin de cuentas el fútbol es un deporte colectivo.

Lo ha dicho Leo Messi muy clarito en una entrevista concedida al programa La Cornisa de América TV, del que la propia cadena ha adelantado un anticipo de sus palabras. Y así se expresa Leo Messi: "Antes cogía a pelota y hacía mi jugada. Hoy intento hacer jugar más al equipo. Que pase la pelota más por mí, no ser tan definidor. En definitiva, no ser tan egoísta, entre comillas. Intento mover más al equipo desde otra posición o lugar". Y aunque Messi sigue marcando goles (líder del pichichi y de la Bota de Oro) y dando asistencias a sus compañeros, ahora es más jugador de equipo partiendo desde atrás y más alejado de esa portería que tanto obsesiona a Cristiano Ronaldo aunque, por otra parte, también es cierto que le permite ocultar sus deficiencias técnicas, que son muchas. Con el gol, de penalti, rebote o simplemente empujando el balón, lo tapa todo. 



El Barça es el gran beneficiado del cambio de Messi

Messi ha añadido que  "sigo corriendo igual que lo hice siempre, pero de diferente manera". Leo Messi ha dejado de obsesionarse con el gol y ha descubierto que sin buscarlo también llega, y de esta metamorfosis se beneficia su equipo, que lidera la Liga española con 15 puntos de ventaja sobre el Real Madrid, es finalista en la Copa del Rey y lleva una trayectoria impecable en la Champions League. Sólo una derrota entre las tres grandes competiciones, e intrascendente, porque no sirvió para eliminar al equipo de Valverde de la Copa.

Frente a esto, Cristiano Ronaldo opone su lista de goles en la Champions League, el ridículo del Real Madrid en la Liga y en la Copa y una marcha irregular en la Champions League que le impidió acabar primero de su grupo en la fase inicial. El mensaje de Messi es directo. A los 30 años Leo ha acanzado la madurez. Cristiano Ronaldo, que se dirige a los 34 años, sigue obsesionado con sus goles. Egoísmo en estado puro.

 



 


Deja tu Comentario