2018-03-16 09:03 Real Madrid Por: Ricard Cardona

Messi tiene licencia para abroncar y amenazar a los árbitros

El culé fue pillado abusando del colegiado del partido ante el Chelsea.



A pesar de que Luis Suárez acostumbra a llevarse la peor parte en lo que se refiere a la polémica con la permisividad arbitral de los culés -el uruguayo ni siquiera disimula en sus agresiones, reproches, quejas y demás-, lo cierto es que Leo Messi tiene una actitud igual de desagradable o incluso peor que su compañero de delantera cuando se refiere a la relación con los colegiados. La prueba que lo confirma está en el encuentro con el Chelsea de los azulgranas en el Camp Nou, donde el argentino amenazó y abroncó al árbitro sin ninguna consecuencia.

Las cámaras captaron un momento de rebeldía cuando Damir Skomina le pidió que bajara las revoluciones al jugador tras quejarse airadamente de una acción. Fue entonces cuando el culé no sólo no acató las órdenes del colegiado, sino que además le hizo callar. Lejos de obedecer, Messi apuntó al árbitro con el dedo y le dijo que no le faltara el respeto y que no le hablara mal.



Messi amenazó y mandó callar a Skomina en el partido de Champions.

No es la primera vez que Messi se toma estas confianzas, ni siquiera la primera con Skomina. Este mismo curso, en la fase de grupos, el culé puso su mano en el hombro del árbitro, que se encontraba andando delante de él, para quejarse. Al argentino le han dejado que campe a sus anchas y ha acabado convirtiéndose en el rey del césped, que hace lo que le plazca e incluso tiene licencia para mandar a los árbitros e incluso amenazarles si lo considera pertinente.

Sin duda, esta es la cara que desde Barcelona siempre se han esforzado en tapar: la de un Messi agresivo, lejos del carácter apacible que en el Barça intentan pintar desde hace años.


Deja tu Comentario