2018-03-20 13:03 Real Madrid Por: Carlos Muñiz

Asesores catalanes le complicaron la existencia a Cristiano Ronaldo

Las declaraciones de 2011, 2012 y 2013 las hicieron sus asesores del bufete barcelonés Garrigues.



El contencioso que Cristiano Ronaldo mantiene con Hacienda tiene su origen en la colaboración que entre 2011 y 2013 le prestaron al jugador portugués asesores catalanes del bufete barcelonés Garrigues. Hacienda denunció un presunto fraude fiscal de 14,7 millones cometido en aquella época.

"Las declaraciones de la Renta de Cristiano Ronaldo entre los años 2011 y 2013 por las que ha sido denunciado por la Fiscalía por un presunto fraude fiscal de 14,7 millones de euros se hicieron en Barcelona. Fue la oficina del bufete Garrigues en la Ciudad Condal la que se ocupó de ello, aunque luego presentó la liquidación en una entidad bancaria de Madrid. Así lo ha asegurado en un escrito presentado ante la magistrada Mónica Gómez Ferrer (escrito en poder de este periódico) uno de los testigos que la juez ha citado el próximo viernes en el Juzgado Número 1 de Pozuelo". Así informa hoy sobre el tema el diario As.



Un fraude que puede convertirse en delito

La Declaración de la renta de Cristiano Ronaldo en los años 2011, 2012 y 2013 la llevó el abogado Diego Rodríguez Titos, sopcio del Departamento de Derecho Fiscal del bufete Garrigues, que antes ya había trabajado para el futboolista del Barcelona Deco. Rodríguez trabajo con los datos que le proporcionaron otros asesores de Cristiano Ronaldo. As recuerda que "La Fiscalía denunció a Cristiano por cuatro presuntos delitos contra Hacienda, uno por cada uno de los ejercicios fiscales en los que supuestamente cometió fraude, de 2011 a 2014. La sociedad que se ocupó de los derechos de CR7 se llama 'Tollin Associates LTD' y está domiciliada en Ias Islas Vírgenes Británicas, un paraíso fiscal. Esta cedió la explotación a otra compañía, ubicada en Irlanda con el nombre de 'Multisports&Image Management LTD'. Esta mercantil era la que se dedicaba, según la denuncia, a la gestión y explotación de los derechos de imagen de Cristiano Ronaldo sin que la sociedad ubicada en las Islas Vírgenes Británicas desarrollara actividad alguna".

Hacienda entiende que Cristiano Ronaldo defraudó 1, 39 millones en 2011, 1, 66 millonew en 2012 y 3,2 millones en 2013. En 2014, cuando Cristiano trasladó su asesoramiento fiscal a Madrid, se le reclaman 8, 15 millones. La Justicia observa que cuando el fraude supera los 120.000 euros se convierte en delito con una pena que puede ir de uno a cinco años de cárcel.

 



 


Deja tu Comentario