2018-03-21 18:03 FC Barcelona Por: Ricard Cardona

Nadie quiere ponerle su nombre al Bernabéu

El Madrid asume que tendrá que pagar las obras del nuevo Santiago Bernabéu de su bolsillo tras no obtener patrocinadores



El nuevo estadio Santiago Bernabéu prometía ser una mina para el Real Madrid. Un estadio espectacular que reportaría muchos beneficios y que, encima, estaría financiado gracias al patrocinio de varias empresas. Pues bien, el club blanco se ha rendido: nadie quiere poner su nombre al estadio del Madrid y se lanzará a la remodelación del Estadio Santiago Bernabéu sin el apoyo de un patrocinador externo.

Recordemos que Florentino Pérez cifró la totalidad de la remodelación del estadio en casi 450 millones de euros que podrían acabar siendo 500 millones. Una cifra millonaria que el club tendrá que hacer frente sin la ayuda de nadie si quiere tener un estadio nuevo. Según información de El Mundo, el presidente Florentino está convencido de que es necesario acometer esta obra faraónica, aunque no se tenga ayuda de un sponsor y eso comprometa la planificación deportiva.



El nuevo Santiago Bernabéu ya está en 'crisis'

A pesar de que habían salido diferentes nombres como posibles patrocinadores del nuevo Bernabéu, al final todos se han echado atrás. Nadie quiere asociarse con la imagen que proyecta el Real Madrid. El fondo IPIC,  fondo soberano de Abu Dabi, propietario del 100% de Cepsa, iba a financiar íntegramente las obras a cambio de que el Bernabéu cambiase su nombre por uno comercial, (IPIC Bernabéu, Cepsa Bernabéu) además de la cesión de espacios exclusivos.

Las modificaciones que han sufrido (y retrasado) las obras debido a los condicionantes del Ayuntamiento de Madrid y el Tribunal Superior de Justicia de Madrid han hecho que IPIC haya rescindido unilateralmente el acuerdo. El Real Madrid piensa reclamar una indemnización por esta rescisión mediante el acuerdo de arbitraje internacional que se pactó en el contrato. Este arbitraje se resolverá en París. 


Deja tu Comentario