2018-03-23 17:03 FC Barcelona Por: Redacción MB

El independentismo no es del Barça... ¡Es perico!

Los principales líderes independentistas no son seguidores del FC Barcelona, sino del Espanyol



Políticos como Jordi Turull, Gabriel Rufián o Elsa Artadi están a la orden del día por el procés y toda la polémica independentista. Pus bien, estos tres comparten algo más que un sentimiento de estado: Son del Espanyol.

Con estos tres políticos líderes de este proceso que se está llevando a cabo en Cataluña, se rompe con la tradición de que el independentismo estaba ligado al Barça. El sentimiento perico de los tres políticos hace que las tornas cambien de bando y que se empiece a demostrar que el independentismo no es una cosa del Barça, o al menos no solo del Barça.



Los tres han mostrado su espanyolismo y lo han defendido a ultranza. Incluso se han fotografiado con banderas y bufandas pericas, lo que hace desviar el foco de la polémica del Barça, a quien se le está intentando politizar mucho más desde fuera de la propia entidad que desde dentro. De hecho, Bartomeu ya ha tenido varios enfrentamientos con independentistas por no permitir determinados actos en el Camp Nou.

El Barça pierde dinero con los efectos de la causa independentista.

El proceso independentista en Cataluña está teniendo repercusiones en el Barça. A pesar de que en el club culé han intentado algunas veces ponerse al margen de la polémica en este sentido, varias de sus actuaciones, como la de jugar a puerta cerrada el partido de Liga que coincidió con el 1 de octubre, fecha del referéndum unilateral, han tenido repercusiones negativas en el impacto económico que genera la entidad blaugrana, y más concretamente en sus ingresos, que han sufrido una buena sacudida que ha traído muchos problemas. 

El principal problema al que ahora se enfrentan los culés es la poca afluencia de gente en los partidos del primer equipo. Partiendo del punto del que el juego de los de Valverde no es muy espectacular, y que tienen el campo con más capacidad de Europa, el contexto ya no les es muy favorable para llenar el coliseo. Sin embargo, la causa soberanista todavía ha metido más el dedo en la llaga, y según 'El Mundo' el pulso con el Estado Español y la consiguiente aplicación del artículo 155 ha conllevado una reducción de entre un 15% y un 20% de los ingresos que percibe la entidad del merchandising y de las entradas.



A pesar de que una de las hipótesis que se manejaban para explicar estos datos eran los efectos del atentado que tuvo lugar en la ciudad catalana el pasado mes de agosto, las cifras del turismo en Barcelona revelan que el bajón fue mucho más tarde. En diciembre, mes en el que se celebraron las elecciones, cayó un 14%. Desde entonces, el Barça ha intentado permanecer al margen de la actualidad política, aunque parece que los efectos serán difícilmente contrarrestables.

No es una buena noticia para un equipo que depende de contratos publicitarios y de ingresos por partidos por culpa de las altas fichas que les promete a sus jugadores a cambio de enfundarse la camiseta azulgrana. 


Deja tu Comentario