2018-03-27 23:03 FC Barcelona Por: Fede Peris

Último partido de Gerard Piqué con la selección en territorio hostil

El España-Argentina de hoy es el último de Gerard Piqué con la selección española en el que recibirá insultos de los aficionados de su propio equipo.



El partido amistoso que esta noche disputa España ante Argentina en Madrid, en el estadio Wanda Metropolitano, es el último de la selección española en territorio español antes del Mundial de Rusia, lo que significa que hoy Gerard Piqué pondra punto y final al repertorio de insultos y abucheos que ha tenido que sufrir en los últimos años cada vez que ha defendido con honor la camiseta de la selección española en territorio español.

La prensa adoctrinadora del madridismo echa a Piqué de España

A partir de ahora Piqué ya sólo oirá insultos como jugador del FC Barcelona una vez tomada la determinación de abandonar la selección española después del Mundial de Rusia. De esta manera Piqué se echará a un lado, forzado por las circunstancias, dado que no desea estar en un lugar en donde no se le quiere, y se limitará a proseguir su carrera profesional en el FC Barcelona, en donde sí se siente querido y arropado por su afición. Julen Lopetegui le ha pedido que siga después del Mundial, pero Piqué esta harto de escuchar groserías de miles de aficionados intoxicados medios de comunicación empeñados en crearle una imagen de antiespañol y de falta de compromiso con la selección. Son los mismos aficionados que le gritaban a la vez: "Piqué, vete a tu país" y "Piqué, cabrón España es tu nación". Algo que PIqué nunca llegó a entender. España pierde a uno de los mejores centrales del mundo por deseo expreso de la prensa adoctrinadora del madridismo.



A la selección española le restan tres partidos de preparación antes de debutar en el Mundial de Rusia. Jugará el 15 de junio en Sochi contra Portugal, el 20 de junio en Kazán frente a Marruecos y el 25 de junio en Kaliningrado frente Irán. En ninguno de esos tres escenarios, ni en el Mundial de Rusia, Piqué tendrá que aguantar un ambiente hostil contra su persona. Hoy ha cerrado ese capítulo de su vida. A partir de ahora podrán seguir insultándole sólo como jugador del Barcelona, algo que, lejos de preocuparle, le anima.

 


Deja tu Comentario