2018-03-28 20:03 Real Madrid Por: Carlos Muñiz

El lamentable espectáculo de un empleado del Barça en el España-Argentina

Pepe Costa, responsable de la Oficina de Atención al Jugador en el Barça, celebró en el Calderón el gol de Argentina y lamentó los de España.



Se llama Pepe Costa, llegó al Barça de la mano de Sandro Rosell y se ha convertido en la sombra de Leo Messi, al que sigue a todas partes sin ser su guardaespaldas. Costa se va de vacaciones con los Messi, viaja con él a todos los compromisos de la selección argentina en representación del club y ha conseguido con el crack un vínculo tan grande que cuando Bartomeu quiso echarlo del Barça, Leo frenó el despido. Y ahí sigue en la Oficina de Atención al Jugador, aunque su ocupación y preocupación sea que Messi esté feliz. Y más después de lo visto anoche.

Celebrando el gol de Argentina y lamentando los de España

Hasta aquí todo normal. Por eso ayer Pepe Costa estaba junto a Messi, en un palco privado del Metropolitano, viendo el España-Argentina. Se puede entender que, por su amistad con Messi, celebrara como un poseso el gol de Otamendi para Argentina, lo que es más difícil de entender es que lamentara los goles de España. Más que nada porque anoche, sobre el césped del Metropolitano, había tres jugadores del Barça, club que le da de comer, defendiendo a la selección que teóricamente era la suya, España.  



Penoso el espectáculo que dio en el Metropolitano este empleado del Barça de nacionalidad española. Se podía ahorrar los gestos de rabia cuando marcaba España, y a estas alturas debería saber que las cámaras de TV estaban pendientes de las reacciones de Leo Messi y que estando al lado suyo podía quedar retratado. Como así fue. Las cámaras de Cuatro le pillaron sufriendo por el palizón de España a Argentina.

 

 



 

 

 


Deja tu Comentario