2018-03-29 09:03 Real Madrid Por: Redacción MB

Así le firmaron sus compañeros el balón a Isco por el hat trick

Isco recibió el balón que le acreditaba como goleador, con un hat-trick, en el partido ante Argentina



Isco se llevó a su casa el balón con el que consiguió marcar tres goles en la victoria de España por 6-1 ante Argentina. El del martes es el primer hat-trick de su carrera y sus compañeros se lo firmaron para que no se olvidara nunca de ese momento clave en su vida futbolística. Además, que fuera contra Argentina y justo antes de un Mundial, aumenta el valor de estos tres goles.

Entre las dedicatorias estaban las de compañeros del Madrid como su amigo Lucas Vázquez, que le ponía: “Terrible magia, muy fácil para ti”, o la del capitán de la Selección y el Real Madrid, Sergio Ramos: “Grande mago”.



Los otros madridistas también le firmaron, como Carvajal que ante la falta de espacio le colocó un “felicidades” y su gran socio sobre el terreno de juego Marco Asensio que le escribió los nombres de la relación que ambos jugadores mantienen: “Pisha y bro”.

Además de los madridistas, otros futbolistas importantes como Iniesta también dejaron su sello en el balón con un “grande Isco”, mientras que otros fueron más irónicos y le pusieron “mete alguna” o “preocupao”.

España, muy parecida al Madrid de Zidane

Con mayoría madridista (Carvajal, Sergio Ramos, Isco y Asensio), España se pareció mucho al Real Madrid de Zidane y bordó el juego en los primeros compases del partido, en los que desbordó a Argentina por todas partes. Fruto de ese dominio llegó en el minuto 26 gracias a otra conexión prodigiosa de Asensio e Isco que acabó en gol. Pero Argentina respondió con un gol de Otamendi en el minuto 38 superando de cabeza a Sergio Ramos en el salto y aprovechando una pifia estrepitosa de David De Gea.



El partido llegó al descanso con un tanteo favorable a España que podía haber sido empate si Gonzalo Higuaín, a portería vacía, no hubiera enviado a las nubes un gol que ya se cantaba en la grada en los compases iniciales del partido. Pero la segunda parte ya fue otra cosa. España se comió literalmente a Argentina guiado por la batuta de un Isco inconmensurable, que en el minuto 54 culminó una asistencia de oro de Iniesta a Iago Aspas que éste dejó a pies del andaluz para que fusilara el 3-1 que daba tranquilidad a España. Pero los hombres de Lopetegui tenían hambre y ganas de devolver el 4-1 que Argentina le endosó a España al otro lado del charco poco después de estrenar La Roja su título de campeón del mundo en 2010.


Deja tu Comentario