2018-04-02 19:04 Real Madrid Por: Ricard Cardona

Los peligros que acechan al Real Madrid en Turín

El equipo de Zidane afronta la eliminatoria ante la Juventus con alguna baja y alguna advertencia de sanción



El Real Madrid saldrá mañana al Juventus Stadium con la intención de obtener un buen resultado para la vuelta en el Bernabéu y, a poder ser, con Sergio Ramos sin recibir tarjeta. El andaluz del Madrid es el único futbolista blanco que está apercibido de sanción y que, en caso de ver la amarilla en Turín, se perdería el partido de vuelta. De hecho, el riesgo existiría todavía en Madrid de cara a las hipotéticas semifinales.

El capitán del Real Madrid deberá andarse con mucho ojo para evitar una amarilla que le impida disputar la vuelta del Bernabéu el miércoles 11 de abril. Además de la propia exigencia del choque, seguro que en las filas del conjunto italiano saben de la condición de advertido de SR4 y le provocan para forzar su baja en el partido de vuelta.



Alerta defensiva en ambos equipos

Enfrente Chiellini, otro central y pilar de gran importancia para la Juventus, también deberá jugar con el freno de mano echado pues también está a una amarilla de perderse el encuentro de vuelta. En el caso del Madrid, Nacho es la otra gran duda para la defensa blanca, ya que abandonó el duelo ante las Palmas y no se sabe si estará para Turín.

Por si no llega a tiempo a Zidane le quedarían pocas opciones: Vallejo, retrasar a un medio (Casemiro, Marcos Llorente...) o tirar de algún central de la cantera.

La normativa para los apercibidos

Cabe recordar que las normas de la Champions establecen que, a partir de semifinales, todos los jugadores se limpian de tarjetas acumuladas: se estableció dicha norma tras la ausencia de Xabi Alonso en la final de la Champions 2013-14 de Lisboa por acumulación de amarillas. Pero si un jugador viera la amarilla que acarrea suspensión durante la vuelta de cuartos, sí cumpliría el castigo en la ida de semifinales, por lo que estos cuatro jugadores, y en especial Chiellini y Ramos, deberán tener cuidado de no ver la amarilla ni en Turín... ni en Madrid.




Deja tu Comentario