2018-04-03 22:04 Real Madrid Por: Fede Peris

Lo de Ovrebo y Aytekin, un chiste al lado del atraco de Turín

Escandaloso penalti de Casemiro que se ha tragado el árbitro amigo del Real Madrid, el turco Çakir, que ha dejado a la Juve con diez jugadores durante media hora.



Fue en los últimos compases de la primera mitad. Casemiro rechaza dentro del área un balón con el brazo. Primero desvía la trayectoria y luego hace el gesto de retirarel brazo. Pero el objetivo está cumplido. El balón golpea en el brazo, separado del cuerpo, y cambia su trayectoria. Penalti de libro. Pero Çakir, el árbitro amigo del Real Madrid, con un amplio historial de ayudas descaradas al equipo blanco, estaba ahí para resolver la situación de la mejor manera para los intereses de Florentino Pérez, que no puede permitirse el lujo de acabar la temporada en blanco. Ahí pudo cambiar la suerte del partido yéndose los dos equipos al descanso con un empate en el marcador. Pero para eso están los árbitros amigos, para "arreglar" las situaciones difíciles. Y para eso está también la prensa amiga, para taparlo todo y limpiar la sangre. 

Dos penaltis escamoteados a la Juventus

Pero hubo más. Una caída en el área de Dybala fue castigada por el amigo Çakir con tarjeta por entender que el argentino simuló la caída. Nada de particular si no fuera porque Cristiano Ronaldo cae tres veces en cada partido de manera parecida intentando engañar a los árbitros y a nadie se le ocurre enseñarle tarjeta. Es la ventaja que tiene jugar en el Real Madrid. Y con la diferencia en este caso de que las imágenes han demostrado que se produce contacto. No solamente está mal señalada la tarjeta sino que debió pitar penalti. Dos penaltis escamoteados a la Juventus. De eso no hablará la prensa madridista, que sólo ve penaltis en el área del Barça cuando asoma por Europa. Hoy no toca hablar del árbitro. Sólo hay espacio para Cristiano Ronaldo. Son así. 



Con árbitros así el Real Madrid puede ganar la Trigesimonovena

Pero antes, en el minuto 21 el amigo Çakir le perdonó la amarilla a Carvajal. Y en el 24 a Kroos. Eso sí, Betancurt sí que la vio, de manera muy rigurosa y se perderá el partido de vuelta. Çakir trabaja bien. Tan bien que luego, en el minuto 43 le perdonó a Casemiro la tarjeta mientras iba repartiendo entre los jugadores juventinos. Sencillamente escandaloso. Luego, con la eliminatoria sentenciada le mostró la tarjeta a Sergio Ramos para que descanse tranquilo en la vuelta. Este es el árbitro que arregló para el Real Madrid una eliminatoria en Old Trafford en 2013, cuando el Real Madrid estaba eliminado. Una expulsión oportuna de Nani tras otra excelente simulación de Arbeloa, en aquel caso, permitió al Real Madrid darle la vuelta al marcador echando mano del comodín del árbitro. El mismo de esta noche en Turín. el mismo que ha expulsado a Dybala dejando al Madrid con un hombre más durante la última media hora para garantizarle un triunfo cómodo y con más ayudas, como la del penalti no señalado de Carvajal sobre Cuadrado en la última jugada del partido. También habría mucho que discutir sonbre la legalidad del gol de chilena de Cristiano Ronaldo levantando el pie de forma antireglamentaria por encima de la cabeza de los defensas locales en una clara acción de juego peligroso que, por supuesto, el árbitro amigo no señaló. 

Con árbitros así, todo es posible. Hasta ganar la decimotercera y la trigesimonovena. Pero hay que hablar de Ovrebo y de Aytekin. En eso consiste la propaganda barata que envuelve al Real Madrid. Pura propaganda. Nadie se acordará de este robo. De eso se encargará la prensa madridista. La misma que ha corrido tupidos velos sobre la final ante la Juve con gol de Mijatovic en fuera de juego. O la final de Milán ante el Atlético, con gol de Ramos en fuera de juego y penalti no señalado en el área blanca por mano de Ramos. Cosas de la propaganda madridista que tan bien sabe interpretar la prensa madridista que toca la fanfarria a Florentino Pérez. Las manos en el área sólo son las de Piqué. Cuando la mano viste de blanco es siempre involuntaria. 

Marca y demás medios afines a Florentino Pérez se olvidarán de Çakir, porque es lo que toca. Pero este colegiado turco quedará en el recuerdo de la historia como el protagonista de uno más de los incontables atracos que han beneficiado al Real Madrid a lo largo de las competiciones europeas. Uno más de la lista.



 


Deja tu Comentario