2018-04-04 11:04 Prensa Merengue Por: Fede Peris

El adoctrinamiento madridista de Josep Pedrerol alcanza su cénit

Josep Pedrerol dedica en su programa Jugones 21 minutos al Real Madrid, dos minutos al Sevilla y uno al FC Barcelona. Los tres son equipos españoles y los tres juegan la Champions League.



A Josep Pedrerol le encanta dar lecciones de periodismo a los demás. Históricamente ha mantenido un discurso recurrente en torno al ninguneo que sufre el RCD Espanyol en la prensa catalana, censurando que el Barça lo acapare todo y no deje respirar a los modestos como el club perico. Demagogia barata. Nunca el ninguneo alcanzó niveles tan escandalosos como en su programa Jugones.

Metido de lleno en la tarea evangelizadora de adoctrinar a la audiencia con el catecismo madridista de Florentino Pérez, Josep Pedrerol ha dado hoy una lección magistral de manipulación en su programa Jugones, que se emite desde Madrid para suplicio de España entera. Ayer jugó el Real Madrid en la Champions League. También jugó el Sevilla. Y hoy lo hace el FC Barcelona. El programa Jugones ha dedicado hoy 21 minutos y su editorial al Real Madrid, con 18 vídeos. Para el Sevilla, que anoche se enfrentó al Bayern Múnich, han quedado las migajas: dos minutos y dos vídeos. Y para el Barcelona, que esta noche se mide a la Roma, la propinilla: un minuto y un vídeo. Los tres son equipos españoles, pero para La Sexta, la cadena de Editorial Planeta, sólo uno merece su atención. Los demás sólo son morralla.



Así ningunea Josep Pedrerol a todos los equipos españoles que no se llaman Real Madrid. Hoy sólo cabía en su guión Cristiano Ronaldo y su golazo. Pero sin goles de Cristiano Ronaldo, la tónica es siempre la misma a lo largo de la temporada: adoctrinamiento madridista puro y duro. En cantidad y calidad, dado que su información, manipulada, sesgada y tendenciosa, también pasa por destacar únicamente lo bueno y positivo del Real Madrid y desenmascarar las miserias en forma de porquería de sus rivales. 

Este es el que da lecciones de periodismo a los demás desde su púlpito de "¡Hala Madrid!". Por cierto, un día más (y son casi todos), no le ha dedicado un solo segundo a su querido Espanyol, ese al que menosprecia la partidista prensa catalana. 


Deja tu Comentario