2018-04-04 13:04 Real Madrid Por: Carlos Muñiz

El jugador del Real Madrid que no celebró el partidazo de Turín

Gareth Bale, con quien Zidane no contó ni para los cambios, no celebró desde el banquillo el exitazo del Real Madrid ante la Juventus.



No todos los jugadores del Real Madrid celebraron por todo lo alto el partidazo del equipo de Zidane en Turín. Gareth Bale entendió anoche en el Juventus Stadium que su futuro está lejos del Real Madrid.

El Juventus-Real Madrid tenía que marcar el futuro de dos jugadores: Isco y Gareth Bale. El que se quedara fuera de la alineación en el primero de los grandes partidos de la actual temporada debería entender que su continuidad en el Real Madrid estaba amenazada. A nadie le gusta quedar fuera de la formación titular en los grandes acontecimientos. Y el partido de Turín era un gran acontecimiento con los ojos del mundo entero puestos en el césped del Juventus Stadium.



Gareth Bale se tomó muy mal su suplencia

Gareth Bale se tomó muy mal su suplencia, fundamentalmente por lo que representa de cara a su futuro. Si no está entre los mejores para los grandes partidos es que el Real Madrid no es el equipo que más le conviene para continuar su carrera futbolística. Isco también estaba muy pendiente de esta decisión, hasta el punto de que tenía firmamente decidido un cambio de aires si Zidane no contaba con él ante la Juve. El sacrificado fue finalmente Gareth Bale, que a partir de ahora tendrá mucho más claro que le conviene aceptar la oferta del Manchester United para seguir jugando a las órdenes de Jose Mourinho y disfrutando de una titularidad que en el Real Madrid le está vetada. 

Lo que acabó de molestar a Bale es que Zidane no le tuvo en cuenta ni como primera, ni como segunda ni como tercera opción entre los integrantes del banquillo, ya que saltaron al césped Lucas Vázquez, Marco Asensio y Mateo Kovacic mientras él se lo miraba con el chándal puesto. Se entiende que Bale ni se inmutara desde el banquillo cuando Cristiano Ronaldo abrió la cuenta en el marcador con su gol tempranero mientras todos los presentes allí estallaban de júbilo. 

 




Deja tu Comentario