2018-04-05 14:04 FC Barcelona Por: Fede Peris

La mediocridad de Josep Pedrerol hace grande a Pep Guardiola

"Mourinho sigue siendo grande porque sus derrotas generan felicidad en los mediocres", dijo Pedrerol recientemente. Ahora cae en su propio pecado con Guardiola.



Lo dijo recientemente en uno de sus editoriales sectarios: "Mourinho fracasó pero sigue siendo grande porque sus derrotas generan felicidad en los mediocres". Se trataba entonces de justificar el "fracaso" del multimillonario Manchester United de Jose Mourinho, a 16 puntos del City de Guardiola en la Premier League y fuera de la Champions en octavos de final eliminado por el Sevilla. Pedrerol defendió así a su amado entrenador trasnochado a quien la historia ha reservado el papel de comparsa en sus últimos años de técnico desfasado y superado por la modernidad.

Y es que a Pedrerol no le gustan las críticas a Mourinho. En cambio él babea cuando Pep Guardiola pierde. La verdad es que babea poco porque en toda la temporada el de ayer es el segundo partido que pierde su Manchester City. Pero el 3-0 del Liverpool le sirvió a Pedrerol para sacar a flote los complejos que lleva dentro y la bilis acumulada a lo largo de toda la temporada en la que Guardiola ha humillado al amado Mourinho en Inglaterra con la misma contundencia que el Barça al Real Madrid en España. 



La grandeza de Guardiola convierte en mediocre a Josep Pedrerol

Y Pedrerol ha caído en su propio pecado, y ha quedado retratado como "mediocre" por salivar ante la derrota de Guardiola, a quien, sin proponérselo, amplía su grandeza con tanto interés interesado. El problema de Pedrerol es que el "fracaso" de Guardiola todavía tiene la posibilidad de ser solucionado. Quedan 90 o 120 minutos por delante. El fracaso de Mourinho en cambio no tiene arreglo. Habrá que seguir gastando millones para que lleguen más Pogbas, Ibrahimovics y Lukakus... para seguir perdiendo. Valdría la pena que el City le remontara al Liverpool el 3-0 en la vuelta sólo para ver la cara de "mediocre" que se le queda a Pedrerol. Sería la misma cara que puso cuando el pasado año "informó" a su audiencia sobre la eliminación del Barça en la Champions League cinco minutos antes de que el equipo azulgrana cosumara la remontada del 6-1 al PSG. Son tantas las ganas de narrar las miserias del Barça y de Guardiola que se puede caer en la más burda mediocridad informativa con patas. 

Como no le puede hincar el diente al Barça y a Guardiola en el terreno deportivo, les atiza en el político. Y se burla en su cuenta de twitter: "Liverpool, 3 - Lazo amarillo, 0". Así es Pedrerol. El censor de los que intentan mezclar la política con el fútbol es el primero que suma puntos en su empresa emponzoñando los contenidos de sus pseudoprogramas deportivos con soflamas políticas para sumar puntos ante los jefes con su anticatalanismo. Y otro: "Qué ridículo con los cuatro globitos en el Camp Nou". Política, política y más política. Así son los programas deportivos de la tele de Planeta


Deja tu Comentario