2018-04-06 17:04 FC Barcelona Por: Redacción MB

El sevillismo se queda con las entradas del Barça en la final

Las entradas para la Final del Barça para los no socios han ido a parar a muchos seguidores sevillistas



El sevillismo se ha volcado alrededor del Camp Nou para poder hacerse con una de las entradas que dispone el club azulgrana para los no socios del equipo. Al no tener que presenta carnet, cualquiera podía hacerse con sus billetes, y el sevillismo se ha apresurado para hacerse con esos asientos.

En concreto se trataba de 2.500 puestos disponibles para poder asistir al Wanda Metropolitano para ver la Final de la Copa del Rey, y esas entradas han ocasionado unas colas kilométricas para poder hacerse con alguna de esas localidades. Desde esta mañana a las 10 horas, ha estado a la venta, que justamente son las que no se vendieron de las 21.000 entradas que tiene el club para vender a sus socios.



Por tanto, se espera que muchos de esos asientos estén destinados a aficionados sevillistas que estarán integrados en el sector culé, ya que cada afición estará separada.

La Final, que se jugará el próximo día 21 entre el Sevilla y el Barça, contará con el nuevo estadio del Atlético de Madrid lleno, en lo que tiene que ser la mejor fiesta del fútbol nacional.

¿Por qué se han vendido estas 2.500 entradas?

La Copa del Rey ya no vende. A pesar de que para el Barça es un requisito indispensable para coleccionar un nuevo triplete, las sensaciones que produce en la afición blaugrana son cada vez más indiferentes. En este sentido, varios motivos explican la medida que acaba de tomar el club recientemente acerca de la venta de las entradas para la final del torneo del KO: ponerlas a la venta para el público general, lo que permitirá al Sevilla llevar a más aficionados de lo que marca su cuota estipulada por la RFEF.



Varios motivos son los que explican esta pérdida de interés de la hinchada azulgrana en la Copa. En primer lugar, está la hegemonía blaugrana, que ha sido campeón de las últimas ediciones del torneo, que es el más flojo de entre los tres títulos que se juega el equipo al final de la temporada. Tampoco ayuda nada la postura de personajes como Javier Tebas, que se dedican a politizar este tipo de eventos, algo que hace ningún favor a la hora de venderse.

Lo último que faltaba era sumar los costes del desplazamiento y opcional alojamiento en Madrid, sede de la final este año. Así, el Barça podrá poner a disposición de su rival o de cualquier aficionado al fútbol asistir al choque que tendrá lugar este mismo mes.


Deja tu Comentario