2018-04-09 09:04 Real Madrid Por: Ricard Cardona

El capitán Sergio Ramos se lleva la bronca de un soldado

La previa del partido ante el Atlético dejó una imagen muy curiosa con el capitán como protagonista.



Las horas previas al derbi madrileño disputado este pasado domingo en el Santiago Bernabéu dejaron una curiosa imagen que llamó la atención. El protagonista de la inédita situación fue el capitán Sergio Ramos, que acudió muy tarde a la concentración del equipo. De hecho, el capitán del conjunto blanco llegó en su coche, todavía por cambiarse, cuando el resto de sus compañeros, ya uniformados, enfilaban el autocar. Fue entonces cuando sucedió todo.

El crack andaluz, visiblemente apresurado, aparcó su coche justo al lado del autocar y salió de él como un cohete. Le recibieron los últimos compañeros que subían, entre ellos Kovacic, quien hizo broma mirándose al rejoj y poniendo cara de circunstancias. Poco después, el camero apareció totalmente cambiado para unirse a los suyos, pero su auto ya no estaba, con lo que algunos especularon con una posible multa al jugador.



Las prisas de Sergio Ramos al llegar tarde a la concentración.


Deja tu Comentario