2018-04-09 17:04 FC Barcelona Por: Redacción MB

Le colocan al Barça el peor árbitro para la final de copa

Gil Manzano será el encargado de dirigir la Final de la Copa del Rey ante el Sevilla en el Wanda



La Final de la Copa del Rey entre el Barça y el Sevilla del próximo día 21 ya tiene a todos los protagonistas. Primer fueron los dos equipos en clasificarse, después se eligió el Wanda Metropolitano como sede, y ahora se ha designado a Gil Manzano como árbitro principal del partido.

La decisión no ha gustado mucho en ‘Can Barça’, ya que el colegiado extremeño tiene un historial con muchos errores en contra del actual equipo de Valverde, y se teme que vuelva a liarla en la Final, ya que se trata de la primera vez que pita un encuentro de este estilo.



De hecho, con Gil Manzano, el Barça tiene una estadística un tanto irregular, ya que le ha dirigido en 17 ocasiones, de las cuales tan solo ha ganado 11, con tres empates y otras tres derrotas. Por su parte, al Sevilla lo ha dirigido en 12 ocasiones, con 7 victorias y cinco partidos perdidos.

Algunas de las acciones que se recuerdan de este árbitro en contra del Barça son la expulsión de Luis Suárez en una eliminatoria de Copa ante el Atlético.

Además, fue el encargado de llevar el partido ante el Espanyol en Cornellà, donde el Barça acabó derrotado.



Las entradas del Barça, para el sevillismo

El sevillismo se ha volcado alrededor del Camp Nou para poder hacerse con una de las entradas que dispone el club azulgrana para los no socios del equipo. Al no tener que presenta carnet, cualquiera podía hacerse con sus billetes, y el sevillismo se ha apresurado para hacerse con esos asientos.

En concreto se trataba de 2.500 puestos disponibles para poder asistir al Wanda Metropolitano para ver la Final de la Copa del Rey, y esas entradas han ocasionado unas colas kilométricas para poder hacerse con alguna de esas localidades. Desde esta mañana a las 10 horas, ha estado a la venta, que justamente son las que no se vendieron de las 21.000 entradas que tiene el club para vender a sus socios.

Por tanto, se espera que muchos de esos asientos estén destinados a aficionados sevillistas que estarán integrados en el sector culé, ya que cada afición estará separada.

La Final, que se jugará el próximo día 21 entre el Sevilla y el Barça, contará con el nuevo estadio del Atlético de Madrid lleno, en lo que tiene que ser la mejor fiesta del fútbol nacional.


Deja tu Comentario