2018-04-10 18:04 FC Barcelona Por: Ricard Cardona

"El Real Madrid está por encima de los caprichos de un técnico"

Las palabras de Zidane afirmando que el equipo no hará el pasillo al Barça por indicación suya no gustan en el madridismo



La figura de Zinedine Zidane hace meses que dejó de caer en gracia en el cierto entorno madridista. Aquellos que esperan algo más de un club con tanta historia como el Madrid y que no les vale ganar la Champions si el equipo hace el ridículo en el resto de competiciones. Ese entorno, ha recibido un nuevo acicate tras las palabras de Zidane asumiendo que el equipo blanco no hará el pasillo al Barça si gana la Liga, una nueva muestra de falta de señorío e historia madridista.

Relaño y Gómez cargan contra Zidane

Las críticas más feroces llegan desde cierto sector de la Caverna. Buena muestra de ello ha sido Roberto Gómez, del diario Marca: "hay que parar los caprichos de Zidane”. Tras admitir que la decisión del Barça de no hacerle el pasillo al Madrid en diciembre tras conquistar el Mundial de Clubs (que califica de “impertinencia”), el periodista reivindica el “señorío” del club y subraya que “el Real Madrid está muy por encima de los caprichos de un técnico que, simplemente por respeto a su colega Valverde y a Iniesta, siempre respetuosos con el Madrid, debería realizar el pasillo”. 



También carga contra Sergio Ramos, afeándole su silencio sobre el tema, que califica de “asunto de vestuario y de club”. “Ni se puede pregonar respeto e inculcar valores a los jóvenes para después cometer este grave error”, añade antes de reclamar de Florentinoq ue tome “cartas en el asunto. Estaría bien que Zidane rectificase: el madridismo de verdad se lo agradecería”.

También Alfredo Relaño, director del diario AS, escribió al día siguiente del anuncio de Zidane que “no me gusta que Zidane diga que no le harán pasillo al Barça, si se da el caso, como no me gustó que el Barça no se lo hiciera al Madrid tras el Mundialito”. Relaño, en sus consideraciones, concluía que “esto del pasillo ha pasado de homenaje a humillación del que lo ofrece” antes de recordar que en su origen era un “reconocimiento espontáneo”.


Deja tu Comentario