2018-04-11 08:04 Real Madrid Por: Ricard Cardona

El Liverpool no necesita a Coutinho para estar en semifinales

Sin el ahora jugador culé, el equipo 'red' ha pasado de ronda mientras que el Barça ha sido humillado.



El desastre culé en Roma tiene y tendrá consecuencias. Probablemente, uno de los jugadores que más se haya tirado de los pelos habrá sido Philippe Coutinho. El brasileño, convencido de que en el Barça triunfaría, forzó su salida en invierno del Liverpool, al que muchos dieron por muerto sin su estrella. Sin embargo, con el tiempo no sólo el equipo de Valverde ha hecho el ridículo, sino que el conjunto 'red' ha ido demostrando que no le necesita para hacer una brillante temporada. Los de Klopp volvieron a demostrarlo anoche, apeando al City y plantándose en semifinales de Champions.

Y eso que Coutinho dejó buenos números en la fase de grupos, que sí jugó con el club británico antes de cambiar de equipo. Sus 5 goles en 6 partidos le habían convertido en la referencia, pero el equipo, abanderado por un Mohamed Salah imparable, ha sabido sacar lo mejor de sí sin el culé. Para más inri, el Barça no pudo alinearle en Champions -lo prohíbe la norma UEFA-, y eso que si algo necesitaban anoche los culés era un centrocampista con criterio.



El Barça hace el ridículo más espantoso de los últimos años.

Nada pudo evitar el ridículo histórico de los culés, que demostraron de una vez la clase de equipo que son este curso. Su eliminación sorprendió al mismo Liverpool, que no daba crédito en palabras de su entrenador, Jürgen Klopp"Subí las escaleras y alguien me lo dijo. Pensé que era una broma. No es que no respete a la Roma, son un equipo fantástico. Solo que no lo espera, pero sabía que era posible".

Sin Coutinho, el fichaje más caro de la historia culé, Valverde apenas contó con el segundo del ránking, Dembélé. El francés, que costó 140 millones de euros, sólo estuvo en el campo los cinco últimos minutos para hacer todavía más estrepitosa la caída de su equipo. Lógicamente, no pudo marcar ninguna diferencia y se unió al naufragio de sus compañeros, que pasaron a la historia por un bochorno que nadie olvidará.


Deja tu Comentario