2018-04-11 12:04 FC Barcelona Por: Redacción MB

Los 10 pecados capitales que explican la derrota del Barça en Roma

Las 10 razones que justifican la eliminación del Barça de la Champions League ante la Roma en cuartos de final.



1 - Exceso de confianza

El Barça salió a jugar al estadio Olímpico de Roma con la convicción de que había que superar un trámite porque la eliminatoria ya quedó resuelta en Barcelona con el 4-1. Era tan grande el clima de autocomplacencia, que ni siquiera el primer gol hizo reaccionar a los jugadores de Valverde. Luego, con el segundo, llegaron los nervios y los nervios dieron paso al tercero. La actitud que mostraron los jugadores del Barça no era la más adecuada. 

2 - Banquillo poco competitivo
 

El Barça tiene un once de gala más o menos perfilado, pero carece de recambios competitivos que pongan en peligro la titularidad de los elegidos y les obligue a superarse y permita pensar en ellos como alternativas para partidos que se complican como el de Roma. André Gomes y Alcácer no transmiten la sensación de confianza que deberían aportar los jugadores de refresco que saltan al césped. 



3 - Iniesta y Busquets, lo peor del partido

Iniesta y Busquets jugaron en Roma el que posiblemente ha sido el peor partido de sus vidas. Habitualmente salvadores con su clarividencia para leer los partidos y sacar del atasco a sus compañeros, ayer los condujeron al matadero. Dejaron un pasillo a los centrocampistas romanos para que entraran a matar y no fueron capaces de enlazar con Messi y Suárez, muy aislados arriba y sin ayudas. Busquets no estaba al cien por cien y obligó a Piqué ha sacar el balón controlado del área y en largo, una función que le corresponde a él, simplemente porque ayer estaba espeso. Como Iniesta. Casi todo lo que intentó le salió mal. Los años empiezan a pasarle factura y su salida del Barça en junio está cantada. 

4.-Messidependencia
 

Es muy peligroso fiarlo todo al talento de un sólo jugador. Y más cuando en los últimos nueve años, Messi no ha sido capaz de marcar un gol en los 18 partidos de cuartos de final que ha disputado con el FC Barcelona. El Barça se ha acostumbrado peligrosamente a que Messi aparezca como la vírgen para resolver sus problemas cuando se atasca. En Roma Messi no apareció y el Barça se quedó en nada.

5.-Cambios tardíos
 

André Gomes sustituyó a Iniesta en el minuto 80. Y Dembélé salió por Semedo y Alcácer por Busquets en el minuto 84. Demasiado tarde para buscar un cambio cuando ya desde el primer minuto la Roma había demostrado que le había cogido la medida al FC Barcelona. Valverde tardó en reaccionar y el Barça lo pagó caro. No se podia dar por bueno lo que se estaba viendo sobre el césped.



6 - Falta de reacción táctica
 

Una vez comprendido que Roma le tomó la matrícula al Barça en la primera mitad, se echó de menos que tras el descanso los jugadores barcelonistas no salieran al campo con la lección aprendida después de que Valverde les leyera la cartilla y les indicara cómo reaccionar ante el susto inicial. Lejos de producirse una reacción, el juego del Barça fue a peor, incapaz de trenzar jugadas coherentes. Eso no era el Barça. 

7.-Umtiti no rinde desde que quiere más dinero

Desde que ha amenazado veladamente con su marcha del Barça con el aviso de que su cláusula es muy modesta, el rendimiento de Samuel Umtiti ha sufrido un descenso alarmante de nivel. Nada que ver con la muralla infranqueable de la temporada pasada. Umtiti fue un coladero en Roma, no se le ve centrado y tuvo mucha responsabilidad en el naufragio defensivo blaugrana. Fue más problema que solución. 

8.-Semedo no da la talla

No se entiende que Valverde no haya contado para casi nada con Semedo a lo largo de la temporada y que recurra ahora a él en partidos decisivos en los que el Barça se lo está jugando todo. Semedo es un lateral con gran porvenir, pero ahora mismo le viene grande la responsabilidad del Barça. En Roma se le vio demasiado desbordado y su inexperiencia la pagó el equipo en alguno de los goles.

9.-Suárez no aporta nada

Luis Suárez es uno de los pilares de la plantilla, pero en los últimos meses a su juego le falta continuidad, algo que quizá pueda estar relacionado con la inminente disputa del Mundial con Uruguay. Y no sólo es que sus registros goleadores hayan descendido de forma alarmante. Es la imagen que da con su juego. En Roma, torpe, lento y completamente ineficaz. 

10.-Falta de intensidad

El Barça jugó andando en Roma. Su capacidad para sorprender al rival fue nula. Su fútbol era previsible, de ahí que al once de Valverde le costará tanto enlazar tres pases seguidos. Al equipo le faltó intensidad y el coraje y la garra que mostraron los jugadores de la Roma, que, a diferencia de los de Valverde, sí saltaron al césped a morder en busca de la victoria. La Roma no es una banda, pero sí un equipo que en la Liga española tendría serios problemas para alcanzar un puesto para la Europa League. 


Deja tu Comentario