2018-04-11 23:04 FC Barcelona Por: Redacción MB

Terrorismo arbitral en el Bernabéu: Otra Champions bajo sospecha

El árbitro le ha regalado el triunfo al Real Madrid en el minuto 92 señalando un penalti contra la Juventus y expulsando a Buffon.



El Real Madrid ha eliminado a la Juventus de Turín en los cuartos de final de la Champions League después de aprovecharse de una de las mayores vergüenzas arbitrales que se recuerdan en la historia de la competición. 

Estaba escrito que el Real Madrid tenía que pasar después del 0-3 de la ida, pero la Juve ha salido respondona y ha contestado con tres goles, lo que dejaba la eliminatoria abierta con más de media hora por delante. Cuando el partido parecía que iba a acabar en la prórroga, míster Michael Oliver se ha encargado de echarle al Real Madrid la manita de cada eliminatoria  y se ha inventado un penalti en un piscinazo desvergonzado de Lucas Vázquez que le deja retratado como mal profesional y deportista.



El árbitro estaba esperando la señal para pitar el penalti

El árbitro estaba esperando la señal, y la señal ha llegado cuando Lucas Vázquez ha esperado agazapado el contacto para tirarse al suelo. Y míster Oliver no se lo ha pensado dos veces: penalti y expulsión de Buffon oor protestar, no fuera a ser que la experiencia del meta titular le permitiera deterner el penalti que luego transformaría el "héroe" Cristiano Ronaldo, que ha vuelto a montar el numerito como si el Real Madrid haya pasado la eliminatoria por él y no por el golazo que en realidad marcó el árbitro.

Penalti contra el Barça, penalti a favor del Real Madrid

Lo penoso es que desde la Caverna todo se borrará, los fieles peones mediáticos limpiarán la sangre y nadie se acordará del robo. Y nos restregarán por la cara los registros inhumanos de Cristiano Ronaldo. Efectivamente, inhumanos porque son falsos más falsos que un duro sevillano. Necesitan del comodín del árbitro. El Barça se vio ayer remontado por la Roma con un penalti en contra. Hoy el Real Madrid se ha visto remontado por la Juve, pero ahí ha aparecido el penalti a favor de siempre, ese ángel de la guarda que sirve para sumar una, dos, tres, hasta doce copas de Europa, que es evidente que serán en breve trece después de ver el cariño que los árbitros le tienen al Madrid y cómo se lo demuestran sin importarles quedar en evidencia ante el mundo entero.

La indignación era brutal en las filas de la Juventus. Se sentían robados, Estafados, atracados. Esto es puro terrorismo arbitral. Esto no es deporte, esto es un atentado contra el deporte y el sentido común. Sencillamente escandaloso.



Mucho hablar de Ovrevo y de Aytekin, pero en ningún otro lado como en el Bernabéu se han realizado tantas prácticas arbitrales sospechosas y con tufo a atraco. Lo de hoy, que se suma a los penaltis en contra del Real Madrid no pitados ante el PSG y ante la propia Juve en Turín, deja claro que esta competición está teñida de sombras y sospechas. Huele mal, muy mal. Pero así, con mal olor, van sumando barcos sin honra. Lo importante es acumular copas en la sala de trofeos. Y en eso están un año más. Lo tienen muy bien encaminado. Saludemos todos a la Decimotercera, que está al caer.

Foto: Marca


Deja tu Comentario