2018-04-12 23:04 Real Madrid Por: Fede Peris

Así fue el robo al Bayern del año pasado al que se refiere Chielini

Los atracos que se perpetran en el Bernabéu ya empiezan a ser temidos en toda Europa. Hasta la Juve protesta por el del Bayern del pasado año.



"Cada año pasa lo mismo. Ha sido el mayor robo que he sufrido en mi carrera como profesional. Es descarado que siempre beneficien al Madrid en Champions y nunca pase al contrario. Los del Bayern aún se acuerdan del año pasado lo que pasó aquí". Son palabras de Giorgio Chielini, el central de la Juventus, el mismo que acusó a los jugadores del Real Madrid sobre el mismo césed de haber comprado al árbitro. Si Chielini pretendía internacionalizar el escándalo arbitral que historicamente protege al Real Madrid lo ha conseguido.

El robo al Bayern del que habla Chielini

¿Pero a qué se referia Chielini cuando hablaba de la experiencia del Bayern de Múnich en el Bernabéu la temporada pasada? Vamos a repasarlo.



El árbitro era el húngaro Viktor Kassai. Fue el colaborador necesario para que el Real Madrid viera abierto el camino hacia la Decimosegunda dejando al Bayern con 10 hombres por expulsión injusta de Arturo Vidal y dando por buenos dos goles de Cristiano Ronaldo en flagrante fuera de juego, perdonando además la tarjeta a Casemiro en su penalti de libro sobre Arjen Robben que le habría impedido finalizar el partido. Mientras Kassai permitía repartir coces a diestro y siniestro, a Arturo Vidal lo envío a la caseta en un balón dividido con Marco Asensio en el que ni siquiera se produjo contacto (imagen que ilustra esta noticia) . Kassai no se lo pensó dos veces y dejó al Bayern en inferioridad numérica durante lo que quedaba de partido y toda la prórroga. Así siempre es más fácil. 

El Madrid había ganado en Alemania 1-2 y el Bayern logró idéntico resultado en el Bernabéu, pero jugando con diez y contra doce. Fue ahí donde el árbitro consiguió desarbolar al Bayern rematándolo en los minutos finales. El partido dio la vuelta al mundo y los aficionados de los cinco continentes asistieron horrorizados al atraco al que se sometió al Bayern en el Bernabéu con la venia arbitral. 

Escandalosas decisiones arbitrales a favor del Real Madrid

En una jugada de contragolpe Lewandowski se quedaba solo ante Keylor Navas para fusilarle el gol, pero Kassai pitó un fuera de juego inexistente porque la posición de Marcelo lo validaba. Una entrada criminal de Casemiro sobre Robben no era suficiente para sacarlo del campo, y es que cuando le iba a amonestar se dio cuenta de que era Casemiro y de que ya tenía una tarjeta amarilla. Es cuando decidió mirar hacia otro lado. 



Y en estas circunstancias, con un hombre menos, el Bayern consiguió forzar la prórroga en el Bernabéu, en la que cayó como fruta madura más por las dificultades que planteó el árbitro que por la peligrosidad del Real Madrid. Aún así el árbitro tuvo que seguir echando manitas al Real Madrid, como por ejemplo tragándose una mano de Casemiro dentro del área que tendría que haber sido ya su tercera tarjeta amarilla, pero Casemiro acabó el partido como si nada. 

Y llegó el 3-2, el gol que desnivelaba el partido, de Cristiano Ronaldo, naturalmente. Y en fuera de juego, naturalmente. Por lo menos un metro. Pero para Kassai esa era una distancia inapreciable. Y lo mismo en el 4-2, de nuevo con Cristiano en fuera de juego. 

Robos en blanco y negro y en color

Aquellas imágenes dieron la vuelta al mundo. Se sumaban a las ayudas que ya tuvo el Real Madrid en sus dos finales ante el Atlético de Madrid y a las posteriores de esta temporada con el PSG en casa, con la mano de Sergio Ramos,  y con la Juve en Turín, en donde el árbitro se comió un penalti de libro a Cuadrado y se tragó unas manos escandalosas de Varane dentro del área. 

Ante todo esto, lo de ayer, en el Bernabéu, no es más que el resultado lógico de una tendencia natural que ha existido en blanco y negro y también en tecnicolor. 

La ira de Arturo Vidal

Ese día, 18 de abril de 2017, Arturo Vidal, el internacional chileno del Bayern Múnich, reaccionó así: "Lo que ha ocurrido en el Bernabéu ha sido un robo. Dos goles en fuera de juego. La no expulsión de Casemiro, que se tuvo que haber ido antes que yo. Cuando te roban un partido así es demasiado grande. Se notó mucho. Fue muy feo. Hoy el mejor equipo pierde. Es todo muy triste. Teníamos muchas ganas de pasar. Hay rabia. Cómo un partido de tanta intensidad puede pasar por el árbitro el resultado. Da rabia. Se equivocó mucho. El árbitro nos dejó fuera de la Champions. Él, no el Real Madrid".

Se entiende que ayer, en la tribuna del Allianz Arena, mirando por el rabillo del ojo el partido de sus excompañeros de la Juventus frente al Real Madrid, se levantara indignado por el robo de este año en el coliseo blanco, que ya empieza a ser conocido como el escenario de los robos. ¿Habrá sido el último de la temporada el perpetrado contra la Juventus? Europa tiembla ante la semifinal. Ni Bayern, ni Liverpool ni Roma las tienen todas consigo. 

 


Deja tu Comentario