2018-04-12 13:04 Prensa Merengue Por: Redacción MB

Tomás Roncero ya puede fundar la peña Michael Oliver

Christian Oliver, el árbitro que anoche atracó a la Juventus en el Bernabéu, también merece una peña madridista, como el griego Manolas.



Tomas Roncero, que el martes se llevó la mayor alegría del año al ver al Barça eliminado de la Champions League, estaba tan eufórico y contento por la derrota blaugrana que, para molestar, se propuso montarle una peña madridista al jugador griego Manolas por marcar el gol que apuntilló a un equipo español en la competición europea. 

“Voy a fundar la peña Manolas que ha eliminado al Barça y al todopoderoso Messi, el mejor jugador de la historia.Ya forma parte de nuestro Santoral”. Y añadía: “¡Hoy el mundo ha visto la verdaaaad!” sobre Messi.



Tomás Roncero ya puede montarle la peña al árbitro Oliver

No sabemos a qué verdad se referiría, lo que sí sabemos es lo que el mundo vio ayer, y así sale reflejado en todos los medios internacionales, la verdad del Real Madrid: el método para coleccionar Champions League de manera fraudulenta. El tema se conocía porque viene de antiguo, pero lo de ayer ante la Juventus fue rizar el rizo y se paso de castaño oscuro. Un escándalazo con letras mayúsculas que la prensa de Florentino intenta tapar echando tierra sobre la sangre para que parezca un accidente.

El penalti sobre Lucas Vázquez fue tan injusto que incluso el propio diario As, en donde escribe con mucho éxito Tomás Roncero por su condición de radical madridista, no se atreve a darlo como válido porque sólo existió en la imaginación de un árbitro que merece que Tomás Roncero le monte una peña madridista con su nombre. Es lo menos que puede hacerse con el mejor jugador del Real Madrid ante la Juventus

El árbitro que salva del "cerete" a Florentino merece un homenaje

Por cierto, que hablando de verdades, el mundo también vio ayer la auténtica y cruda realidad de Cristiano Ronaldo: Sin penaltis no es nada.  Y así va engordando su estadística y marcando registros de leyenda: penaltis, empujando el balón y, de tanto en tanto, un golazo. Cristiano Ronaldo ya no engaña a nadie. Y el Real Madrid tampoco. Lo importante es ganar, el cómo es lo de menos.



Ayer un árbitro salvó a Florentino Pérez de otro cerete en su cuenta de resultados de la temporada. Christian Oliver merece una peña madridista de Tomás Roncero y un jamón de Florentino Pérez. Por lo menos. Pero que nadie sufra, el nombre de este árbitro quedará silenciado. Nadie se acordará de él ni del partido de anoche. Para recordar leyendas ya están Ovrebo o Aytekin dispuestos a acaparar portadas en los medios al servicio de Florentino


Deja tu Comentario