2018-04-13 20:04 Opinión Por: Pedro Riaño

Así ha desactivado el robo la propaganda del Real Madrid

Los medios palmeros y adictos a Florentino Pérez pueden convertir un robo del Real Madrid en un robo al Real Madrid en un abrir y cerrar de ojos.



El método está testado durante años. Y es infalible. La propaganda madridista ha logrado un nivel de eficacia tal que es capaz de transformar la realidad a su favor sin que se note. Por ejemplo, el robo del siglo del Real Madrid se puede convertir en un plis-plas en un robo... al Real Madrid. Lo hemos visto estos días con el Real Madrid-Juventus.



Hay contacto, pero no hay falta: Lucas Vázquez se deja caer

Mirado sin pasión, hay contacto físico entre Chielini y Lucas Vázquez, pero las imágenes también muestran cómo el jugador del Real Madrid (el mejor provocador de penaltis de la plantilla blanca tras Cristiano Ronaldo) está esperando el más mínimo contacto para dejarse caer. Y eso es lo que pasó. Se dejó caer y el árbitro picó. Se aprecia con claridad en las imágenes. Teniendo en cuenta el minuto (93) y el resultado (0-3), la decisión del árbitro fue trascendente y decisiva. Una vez más. Y una vez más a favor del Real Madrid. 

El método Roncero

Es una evidencia. El árbitro favoreció al Real Madrid. Lo ha visto el mundo entero. No era Piqué quien perdió los nervios con el árbitro. Era Gianluigi Buffon, portero admirado por una trayectoria impecable y caballerosa que toca a su fin ya con cuarenta años. Muy gordo debió ser cuando Buffon perdió los nervios como nunca le había ocurrido en 25 años de trayectoria deportiva. El tema era evidente. Tanto, que había aque desactivarlo rápidamente para que pareciera un accidente. Y esta vez hacía falta algo más que el "Método Roncero" que consiste en dictar sentencia sin ver las imágenes. No hace falta. Nunca verá un penalti en el área del Real Madrid y los verá todos en la rival.



La sangre, borrada. Aquí no ha pasado nada

Marca vendía su portada con un "¡Fue penalti!" que no admitía dudas. Ese sería el eslogan del movimiento madridista. Aunque su analista en arbitraje, Andújar Oliver, sostuviera lo contrario. Pero los medios afines tenían que cerrar filas en torno a la causa común y Marca juega un papel vital en esta estrategia. Y al día siguiente se acabó la historia: toda la portada de Marca dedicada a "A tres partidos de un triplete legendario". Brillante idea para contrarrestar el efecto "triplete verdadero" del Barça que acababa de desaparecer por arte de magia romana. Ni rastro de escándalo. La sangre, borrada. Aquí no ha pasado nada. ¿Quién se acuerda de un penalti? Ahora va de tripletes.

También hubo en As disparidad de criterios. Para Iturralde González, el exárbitro que opina en sus páginas sobre las jugadas polémicas, no fue penalti, pero As defendió la tesis contraria, la que favorece al Real Madrid. Todos de acuerdo. También las radios, las teles, con Pedrerol como cabecilla, los portales digitales más radicales y las redes sociales bien controladas. Todos a una: "¡HA SIDO PENALTI!"

Y tú y Ovrebo y Aytekin más

Y aquí entraba en juego el victimismo. Una conspiración mundial contra el Real Madrid. Nos tienen envidia porque somos más guapos, más ricos y más buenos que los demás. Es el momento de acordarse de Ovrebo y Aytekin, que para eso están, y de quejarse de que estaba el patio muy calladito con ellos, aunque sea mentira porque ya se encargan Marca y Pedrerol de recordarlo periódicamente cuando toca. Ahora por ejemplo. Esos sí que fueron escándalos, y no éste.

Además, siempre se puede recurrir al "Y tú más". Luis Suárez y Neymar sí que hicieron cuento en la remontada del Barça al PSG. Nada que ver con Lucas Vázquez, un angelito al que derriban, aunque él no queria caer, y que lleva ya un puñado de penaltis provocados, algo que se le da bastante mejor que jugar a fútbol.

La sutil diferencia entre el Real Madrid y el Barça

Y lo que empezó siendo "El penalti no nos pone de acuerdo" en Marca, y "Los ex árbitros dudan y la polémica del penalti parte en dos el mundo del fútbol" en As, acaba convirtiéndose en "no hay dudas: fue penalti". Y el que dude es que no sintoniza con la onda general que marca el sentido comun y se queda en fuera de juego. Curioso que un error que favorezca al Barça no genera ninguna duda. Cuando el error favorece al Real Madrid, hay división de opiniones, no existe una verdad absoluta. Todo es posible. El partido de Ovrebo, en cambio, no es revisable ni interpretable. Le robó cinco penaltis al Chelsea porque así esta decidido, y punto. Para decir lo mismo del Real Madrid Pedrerol tiene que tirar antes las líneas para ordenarlas y que salga bingo.

El beneficiado se convierte en perjudicado: ¡Nos han robado!

Y se trata de buscar pruebas y coartadas que demuestren la inocencia del Real Madrid. Si es posible que pueda pasar de beneficiado a perjudicado. Por ejemplo, rebuscando en la imágenes hay que encontrar algo que permita darle la vuelta al vergonzoso escándalo para que podamos compadecer al Real Madrid por maltrato arbitral.  Pedrerol lo encontró encargándole a su tiralíneas que trazara las líneas adecuadas para que pudiera demostrarse que el gol de Isco anulado por el árbitro "madridista" debió ser concedido. Una vez logrado el efecto sorpresa, convirtiendo al árbitro "madridista" en "antimadridista", respuesta contundente. De Tomás Roncero, por ejemplo: "¡Que pida disculpas Buffon!".

Nadie se acordará de cómo llegó el Real Madrid a la semifinal

Esa misma revisión podría hacerse del Chelsea-Barça de Ovrebo, porque en esa eliminatoria se produjeron muchas decisiones arbitrales que perjudicaron al Barcelona. Pero eso no le interesa al aparato propagandístico madridista. Iría en contra de sus intereses.

Y nos vamos felices al sorteo y olvidemos el tema por los siglos de los siglos con nuestra propia sentencia: El Real Madrid fue perjudicado por el árbitro en su partido ante la Juventus. Por tanto, no será necesario jamás, revisar el caso, que ha quedado cerrado de forma muy clara. Para revisiones ya están Ovrebo y Aytekin, cuyo recuerdo puede emerger cuando convenga, siempre que haya una sospecha arbitral contra el Barça. En cambio, los escándalos del Real Madrid no pueden durar más de 24 horas. 

Lo importante hoy era que el Madrid estaba en el bombo. Lo demás son llantos lacrimógenes de malos perdedores. Nadie reparará en que el Real Madrid ha pasado la eliminatoria de penalti y que al rival le expulsaron a un jugador, un argumento más que válido cuando la misma circunstancia se ha producido en el Barcelona y ha sido aprovechada para desacreditar sus éxitos. Por muy justos que fueran el penalti y la expulsión. Pero, amigos, esto es el Real Madrid.

También crece (sin sospechas) la leyenda de Cristiano Ronaldo

Lo mismo sucede con la leyenda de Cristiano Ronaldo. No hizo nada durante todo el partido, pero marcó de penalti en el 93 y ahora es un héroe (el otro es un fracasado, claro). Cuando se recuerdan sus datos estadísticos no se explica con qué tipo de goles ha llegado a liderar la tabla de artilleros en Europa. Con goles como el que le marcó a la Juventus, por ejemplo. Pero para el aparato de propaganda eso es lo de menos. Lo importante es que vaya sumando goles como sea. Y que gane el Mundial si no puede llevárselo La Roja. Aquí quien más quien menos es medio portugués.

Y finalmente queda lamentar que haya medios españoles que no se suban al carro del pensamiento único madridista. Por eso son criminalizados, como el diario Sport, por su portada del "robo del siglo". Y es que en realidad, Sport, como RAC1 o Mundo Deportivo, no tienen derecho a mostrarse contrarios a un club español. Queda muy mal. En todo caso son ellos, que emiten desde Madrid para toda España y sin bufanda, declarada al menos, los únicos que disponen de licencia para maltratar al Barça día sí y día también. Como si no fuera un equipo español, que parece que no. 

Los datos y los hechos delatan al Real Madrid

Y ante cualquier ataque externo, siempre nos quedarán las 12 Copas de Europa para presumir. La mayoría de ellas llegaron como la decimotercera, que está al caer: con escándalos arbitrales que nadie recuerda. O no conviene recordar. Mejor así.

La historia es la que es y no la que quieren escribirnos inmponiendo el pensamiento unico teñido de blanco. El Real Madrid es el más favorecido por los árbitros en España y Europa, con datos y con hechos. Subjetiva y objetivamente. Se mire como se mire. Con Ovrevos y Aytekines incluidos. Otra cosa es que el propagandismo blanco repartido entre los medios afines al influjo de Florentino trate de tapar la sangre de sus miserias echando mierda a los demás. Y luego que parezca lo que no es, que de eso se trata, de que la simulación sea creible y el público compre el relato.