2018-04-13 09:04 Real Madrid Por: Ricard Cardona

El árbitro del Real Madrid-Juventus tiene la conciencia muy tranquila

El colegiado del encuentro ya ha analizado su decisión en el partido de Champions del miércoles.



La prensa culé y ciertos medios en Italia han conseguido parcialmente su objetivo: convencer a un sector del mundo del fútbol de un supuesto atraco vivido en el Santiago Bernabéu el pasado miércoles, tras la decisión del árbitro del encuentro de pitar penalti a favor del Real Madrid, una pena máxima que Cristiano transformó para clasificar a su equipo para las semifinales del torneo. No tardó nada en ponerse en marcha el aparato de mentiras de Barcelona, al que en Italia muchos se sumaron fruto de la rabia y la impotencia. 

Sin embargo, ni la presión ni esta tergiversación han tenido efecto en el árbitro del partido, el británico Michael Oliver. El colegiado señaló con mucha seguridad y convicción el penalti, aunque después repasó sus decisiones en el partido una vez estaba en su casa. De la reacción del 'referee' una vez analizado el encuentro desde su perspectiva se destaca, según 'Cope', que Oliver habría visto que acertó en su decisión.



Michael Oliver lo tiene claro: acertó pitando el penalti.

Así, de encontrarse de nuevo en una situación así, el británico volvería a pitar un penalti que no dejó lugar a dudas. Incluso algunos medios culés lo admitieron antes de coordinarse con su sarta de mentiras, cuyo único objetivo eran tapar las vergüenzas de un Barça que hizo un ridículo espantoso 24 horas antes del pase del Real Madrid a semifinales.

Parece que una vez más, las patrañas que intentan vender según que periódicos han quedado en evidencia frente a la dura realidad que acecha a los seguidores del eterno rival: el club merengue va camino de agrandar su historia en Europa.


Deja tu Comentario