2018-04-13 08:04 Fichajes Por: Ricard Cardona

Roma carga de sentido el fichaje de Griezmann

La eliminación en Champions destaca la necesidad de sumar más pólvora al ataque del Barça.



El Estadio Olímpico de Roma dejó pruebas irrefutables de la falta ocasional de poderío ofensivo que hace que el Barça se muestre impotente en según qué partidos. Ante el asedio del conjunto romano durante su remontada y la bajísima forma que demostraron Andrés Iniesta y Sergio Busquets, nadie en el ataque azulgrana pudo tomar la iniciativa para tener más ocasiones de marcar o siquiera abrir juego en las bandas. Partidos como el del martes prueban la necesidad de que Antoine Griezmann aterrice en el Camp Nou en verano.

La consigna es clara: hay que traer al francés cuando termine la temporada, previo pago de los 100 millones de euros de su cláusula de rescisión. El crack colchonero es la pieza que le falta al equipo de Ernesto Valverde, que no ha podido suplir -al menos esta temporada- la baja de un ofensivo Neymar con Dembélé, privado de progreso por sus lesiones y al que le ha faltado ganarse la confianza del 'Txingurri'.



Griezmann, la pieza que completará el puzzle.

Finalmente, la dupla entre Luis Suárez y Leo Messi ha terminado por ser insuficiente a la hora de batir a los rivales. Falta esta tercera pieza del puzzle que permita encajar todas las demás, y el '7' colchonero es el indicado para ocupar este puesto de responsabilidad. El ataque blaugrana ha quedado este curso en manos de Leo Messi de una forma más que evidente, y cuando el '10' argentino no puede estar al 100%, el equipo lo paga caro.

Será cuestión de cerrar cuanto antes el fichaje del galo, que sin ninguna duda devolverá la ilusión a un equipo que ya suma tres años seguidos cayendo en cuartos de final de la Champions, desde que la ganara en la 2014/15.


Deja tu Comentario