2018-04-16 14:04 FC Barcelona Por: Fede Peris

Lo que calla Butragueño sobre los méritos del Madrid...y del Barça

Zidane admite que prefiere ganar La Liga antes que la Champions League y Butragueño se monta una campaña victimista contra el Real Madrid.



Hace menos de una semana Zinedine Zidane dejó en paños menores a la plana mayor del aparato de propaganda del pensamiento único madridista cuando, refiriéndose a la Champions League, afirmó:  "A mí me hace más ilusión ganar la Liga que la Champions, es lo más difícil, creo que también es lo que quiere el jugador". 

Zidane da más valor a la Liga que los palmeros de Florentino

De esta manera Zidane desactivaba de manera oficial el discurso de la claca del palmeros de los medios de comunicación que esparcen el evangelio de Florentino Pérez y que pasa en los ultimos días por convertir en fracaso un posible doblete (Liga y Copa) del Barcelona esta temporada. Pretenden tapar con una hipotética Champions League del Real Madrid, que esta por ver si llega, la lamentable temporada que ha realizado el equipo blanco en los otros dos grandes torneos del año. 




Y al hilo de la preferencia de Zidane de la Liga sobre la Champions, ha aparecido Emilio Butragueño para enviar el mensaje insitucional madridista que ahora va de victimismo porque no se sienten queridos:  "No sé si lo valoramos. Este grupo de jugadores está consiguiendo algo asombroso. Son ya ocho semifinales consecutivas y tres títulos en Champions en los últimos cuatro años. Es muy difícil y hay que darle el valor que merece. Es entendible el malestar de Zidane porque hay mucho trabajo detrás. Yo sé que es difícil llegar a una semifinal y ellos han llegado a ocho... Son ya ocho semifinales consecutivas y tres títulos de Champions en cuatro años". 

Es entendible el malestar del Barça por las campañas en su contra

Y tiene razón, pero habría que preguntarle a Butragueño y a los impulsores de la campaña de prestigio para el Real Madrid y de desprestigio para el Barcelona si valoran ellos que el Barça haya ganado siete de los diez últimos títulos de Liga, la competición que para Zidane (y según él para sus jugadores) tiene más valor que la Champions. Y si considera también que la campaña orquestada por los medios madridistas contra el valor de La Liga de España, de la que se presume que es la más fuerte del mundo, y de la Copa de su Majestad El Rey, no justifica que "sea entendible en el Barça el malestar de Valverde y sus jugadores por el trabajo que hay detrás" y que está siendo ninguneado por los gaiteros mediáticos de Florentino Pérez. 

El riesgo de convertir el doblete en un fracaso

Nos hemos pasado toda la temporada viendo a Cristiano Ronaldo celebrar como un descosido sus goles como si le fuera la vida en La Liga, nos hemos pasado la temporada rabiando por los triunfos del Barça y las derrotas del Real Madrid y buscando excusas arbitrales, pero cuando la suerte está echada, cuando el zorro no alcanza las uvas, están verdes. El Barça ha fracasado porque ganar la Liga y la Copa es un fracaso. Así lo pinta la prensa madrileña que sí gusta a Florentino Pérez, la de los buenos profesionales que saben en qué dirección tienen que apuntar. Veremos lo que dicen si el Real Madrid no gana la Champions League, como todo el mundo en la capital presume, y acaba la temporada en blanco. Si Liga y Copa es un fracaso... ¿qué sería un cerete? Valdría la pena comprobarlo sólo por ver cómo lo razonan los Pedrerol, Roncero y compañía. 

¿Le fastidiará a Lucas Vázquez que el Barça gane su séptima Liga en diez años?

Y para redondear el esperpento, aparece Lucas Vázquez, el especialista en limpiarle el camino a Sergio Ramos con faltas para que aumente su leyenda goleadora, el gran simulador, el que más penaltis provoca en España y en Europa y el que brilla más con sus marrullerías que con su juego, aparece ahora en plan vedette divina de la muerte poniendo el dedo en la llaga después del fraude de su penalti que vio el mundo entero menos el madridismo encegado: "Fastidia ver que hemos llegado ocho veces seguidas a semifinales, eso crea una envidia con la que tenemos que aprender a vivir. Hay mucha gente que se alegra de nuestros males". ¿Le fastidiará a Lucas Vázquez que el Barça gane su septima liga en los últimos diez años... y con 15 puntos de vantaja, para que no haya dudas?

Es el discurso institucional, el discurso del victimismo, el discurso de Cristiano Ronaldo, que es más guapo, más rico y más bueno que nadie, el discurso de las conciencias intranquilas. Qué mal lo pasaría esta gente sufriendo durante años una campaña implacable de villarato cuestionando todos sus triunfos. No lo resistirían. En el Barça han resistido como si nada. Forma parte de su modus vivendi, resistir los ataques que llegan desde la prensa del Real Madrid, de sus medios oficiales y extraoficiales. Y con naturalidad y sin necesidad de amenazar con la intervención de los jueces.

No están acostumbrados a oír y leer lo que no quieren oír ni leer. Y se les nota.