2018-04-19 16:04 FC Barcelona Por: Redacción MB

La respuesta de Iago Aspas a los colombianos que le acusan de racista

En una jugada del Celta-Barça, Iago Aspas se encaró con Yerry Mina y fue acusado de racismo



Iago Aspas se ha apresurado a contestar a todos los colombianos que le han acusado de racismo tras un enfrentamiento con Yerry Mina en el partido del pasado martes entre el Celta y el FC Barcelona.

En ese encuentro, ambos jugadores disputaron una pelota que acabó en falta para los culés por una entrada a destiempo de Aspas sobre el colombiano. Después de esa acción, el gallego se acercó de manera agresiva a Mina y le estuvo recriminando algunas cosas, algo que fue recogido por parte de la afición, como los colombianos seguidores del defensa del Barça, como actos racistas.



Y es que Iago Aspas ya tiene un episodio anterior con otro colombiano, que los paisanos de Yerry Mina, no perdonan. El país entero criticó al delantero y le acusó de ser racista, y ahora Iago ha respondido: “Una piedra en el camino me enseñó que mi destino era rodar y rodar”, haciendo ver a toda la afición colombiana que por mucho que digan él sabe lo que es y que va a seguir actuando igual dentro del campo.

Colombia ajustó cuentas en Twitter

Hace unos meses, Iago Aspas fue acusado de insultar de manera racista a Lerma, futbolista colombiano del Levante. En aquella ocasión, el jugador gallego negó los hechos subiendo una foto con su compañero de equipo Pione Sisto, pero otra vez el español se ha visto envuelto en la polémica por un acto parecido.

En esta ocasión ha sido con Yerry Mina. En el partido de esta semana, que acabó con empate a 2 entre el Celta y el Barça, Aspas protagonizó una acción en la que increpaba a Mina. El gallego arrolló al defensa y el árbitro le sacó la tarjeta. Pues bien, tras esa jugada en la que se presupone que Aspas volvió a caer en la acusación de racismo, su cuenta de Twitter se sobrecargó de mensajes de colombianos de todo el mundo volviéndole a acusar de racista por increpar a Yerry y por los antecedentes que tiene el delantero celtiña.



No se sabe a ciencia cierta qué le dijo Aspas a Mina, pero Colombia entera se defendió ante lo que pudo haber sido un segundo insulto racista de un futbolista, algo que sobra de manera clara de los terreno de juego.


Deja tu Comentario