2018-04-20 17:04 Real Madrid Por: Redacción MB

Así quiere reventar la Copa el independentismo catalán

Los independentistas catalanes llegan a Madrid con la clara intención de boicotear la Final de la Copa del Rey



El independentismo catalán se ha puesto manos a la obra para boicotear la Final de la Copa del Rey que tendrá lugar mañana sábado en el Wanda Metropolitano. Los aficionados independentistas que van a acudir al estadio ya han lanzado manifiestos para que todos vistan de amarillo con la clara intención de hacer de la fiesta deportiva un acto político.

Además, en los días previos han ejercido presión sobre el club para que a la gran cita de nuestro fútbol acudiera la menor representación posible de directivos, algo que ha tenido su mella, ya que Bartomeu dio un comunicado que él mismo se encargó de leer ofreciendo su apoyo a todos estos aficionados.



Al mismo tiempo, se espera que toda la afición culé silbe el himno nacional, lo que supondrá una nueva falta de respeto de los catalanes hacia la nación y hacia una competición que tiene el nombre del monarca, y que sin embargo juegan año tras año.

En concreto, la asociación ‘Manifiest blaugrana’, ha sido la encargada de hacer la petición a los aficionados para que vistan de amarillo, propuesta que ha sido respaldada por otras como Omnium Cultural y que ha repercutido en el respeto que les ha ofrecido Bartomeu.

 



Partido de alto riesgo

La final de la Copa del Rey está segura. Un gran dispositivo policial estará velando por la seguridad de los aficionados y porque no ocurra nada extraño. Y toman especial atención aquellos sectores independentistas que llegan a Madrid con la intención de boicotear la celebración de la fiesta del fútbol y de armar jaleo. Pero no lo van a conseguir, ya que unos 3.200 policías van a estar vigilando cada rincón para que todo se desarrolle según lo establecido y que los ultras independentistas no se salgan con la suya.

Y es que se pretende que esta final sea lo que debería ser: La gran fiesta del fútbol español. Pero toda la situación política que está rodeando estos meses al país, junto con las declaraciones del presidente del FC Barcelona en el día de ayer, en las que incitaba a faltar el respeto al himno nacional con los silbidos, hacen esperar que vuelva a ser un partido atípico, como cada vez que lo juega el Barça.

Y eso tiene fácil solución: Si no te consideras español y no te representa el Estado, pues no juegues un torneo que representa a la monarquía. Pero la incoherencia forma parte de los independentistas, que aún así llenarán el Wanda Metropolitano y seguro que celebrarán, en el caso que su equipo gane, por todo lo alto la consecución de la Copa. Ilógico.

El Wanda tiene capacidad para casi 68.000 espectadores, entre los que estará el Rey Felipe VI. Para su celebración, medio centenar de autoridades han dado el visto bueno para que el dispositivo que ya se ha comentado actúe durante todo el día. Dentro de esas autoridades ha estado el coordinador de partidos de la Federación, además de delegados de seguridad del Ayuntamiento y representantes de la Casa Real.

Al final, el número final de efectivos se ha incrementado en 700, ya que en un principio se esperaba que el dispositivo estuviese formado por unos 2.500, y se han tomado medidas como la limitación de vehículos pesados por los barrios de alrededores y la interrupción de venta de alcohol en las ‘fan zone’ a partir de las 16:30 horas, cinco horas antes del inicio del encuentro.

 


Deja tu Comentario