2018-04-20 08:04 FC Barcelona Por: Ricard Cardona

La presidencia le cuesta a Bartomeu su separación matrimonial

"Un desgaste en la relación" explica el fin del matrimonio del mandatario azulgrana.



La grandeza de un club como el Barça tiene sus consecuencias buenas para los que forman parte de la entidad culé, aunque el prestigio que supone tener una gran responsabilidad en un sitio así también tiene sus puntos negativos. Uno de los últimos en sufrir los efectos de la presión ha sido el presidente Josep Maria Bartomeu, que recientemente se ha separado de su esposa, Marta Frías Rubiella.

Concretamente, se certificó a finales de febrero, cuando el mandatario azulgrana reinauguró el Hotel Sofía de Barcelona, en un acto al que no le acompañó su mujer. Fue en el mismo acto, ante las preguntas de los asistentes, que Bartomeu dio la noticia de la separación de su esposa, con la que se casó hace 20 años y tiene dos hijos en común, Víctor y Jan.



Bartomeu se separa tras dos décadas de matrimonio.

A pesar de que ninguno de los cónyuges se ha referido a los motivos de dicha separación, ha trascendido que el motivo principal ha sido "un desgaste en la relación", sin que hayan habido terceras personas ni otras causas. Fuentes próximas al presidente blaugrana aseguran que el mandatario está llevando relativamente bien el cambio, aunque Frías Rubiella no lo estaría pasando bien.

Bartomeu lleva cuatro años como máximo representante institucional culé, después de que Sandro Rosell renunciara a la presidencia. En estos años, el presidente se ha enfrentado a difíciles retos y de índoles distintas, tanto deportivas como institucionales, que han terminado afectando de alguna forma en su vida privada.


Deja tu Comentario