2018-04-22 13:04 FC Barcelona Por: Fede Peris

El Sevilla no huyó en la entrega de la Copa y mostró su señorío

A diferencia del Real Madrid, los jugadores del Sevilla permanecieron sobre el césped hasta que Iniesta recibió la Copa aceptando la superioridad blaugrana.



A pesar del tremendo varapalo que supuso para el Sevilla el 5-0 de la final de Copa, sus jugadores resistieron en el campo hasta que Andrés Iniesta recibió de manos del Rey de España el trofeo que le acredita como campeón de España.

Los ánimos no estaban para aplaudir al rival, pero los jugadores del Sevilla hicieron gala de su deportividad y fair play aplaudiendo al justo campeón. Nada que ver con el comportamiento del Real Madrid en la final de la Supercopa de España en 2011. El Barça se proclamó campeón en el Camp Nou, en el accidentado y violento partido en el que Mourinho envió a sus hombres a repartir leñazos contra los jugadores del Barça y remató él mismo la faena agrediendo a Tito Vilanova metiéndole el dedo en el ojo.



El Sevilla mostró más señorío que el Real Madrid

Ese día, el Real Madrid hizo honor a su verdadero señorío abandonando sus jugadores el terreno de juego mientras los jugadores del Barça recibían el trofeo que les acreditaba como campeones de Copa. Un detalle que vuelve a corroborar el club blanco negándose a admitir con un pasillo la justicia del Barça campeón de Liga con (de momento) 15 puntos de ventaja sobre el equipo de Zidane, que también ha participado en la misma competición.

El Sevilla sí supo estar a la altura de clas circunstancias mostrando su señorío y deportividad.


Deja tu Comentario