2018-04-23 19:04 Real Madrid Por: Fede Peris

Esta es la alineación de Zidane para el Bayern-Real Madrid

Zidane ya tiene claro cuál va a ser su once en Munich en la ida de las ‘semis’ de la Champions



El Real Madrid se juega toda la temporada a una carta. La Champions League es la única bala que le queda al equipo de Zidane, y por eso el entrenador lleva desde el pasado miércoles pensando únicamente en el partido que le va a enfrentar al Bayern Munich en Alemania.

Para ese partido, Zidane podrá contar con todos sus futbolistas disponibles, y parece que ya sabe cuál será el once titular que saltará al campo para sacar una buena renta antes del encuentro de vuelta que se jugará la próxima semana en el Santiago Bernabéu.



Con 10 de los 11 puestos definidos, tan solo le falta decidirse por uno de ellos, para el que optan hasta 4 futbolistas. Es el del sitio de Benzema, que su mala dinámica esta temporada podría hacer que por primera vez se quedase en el banquillo a esperar su oportunidad en un partido grande.

El francés tiene que convencer a Zidane en los entrenamientos previos para que lo alinee y, además, competir contra Lucas Vázquez, Asensio y Bale, en una batalla en la que por méritos los dos españoles deberían estar con ventaja.

El resto, los mismos que en Cardiff

El resto de la alineación serán los mismos 10 que jugaron en la final de la Champions League de la edición pasada ante la Juventus. Así, Keylor Navas estará bajo palos con una línea de 4 defensas formada por Carvajal y Marcelo en los laterales y Sergio Ramos y Varane en el centro de la zaga.



En el centro del campo jugarán 4 futbolistas, haciendo un rombo. Casemiro será el hombre de contención, como viene siendo habitual, mientras que Kroos y Modric serán los futbolistas pluriempleados para dejar a Isco como mediapunta.

El décimo jugador fijo en la alineación es Cristiano Ronaldo, que tendrá que esperar para saber quién le acompaña en la punta del ataque.

Bale, ni está, ni se le espera

El bajo rendimiento que ha mostrado Gareth Bale este curso -también- ha terminado siendo la menor de sus preocupaciones. A pesar de que no ha ayudado su poca fortuna de cara a portería y el hecho de que no tenga apenas trascendencia en el juego, es otro factor muy distinto el que le ha condenado al banquillo del Bernabéu, al que ya se ha acostumbrado estas últimas semanas. De hecho, todo cambió hace pocos días, cuando una conversación entre el británico y Cristiano Ronaldo que presenció Zidane terminó convenciendo al técnico de no contar más con él en su equipo.

Ocurrió en el descanso del Real Madrid-Juventus, según apunta 'As'. Aunque había sido ya suplente en octavos ante el PSG, 'Zizou' le dio otra oportunidad al galés. Sin embargo, no respondió sobre el campo, donde los primeros 45 minutos estuvo inédito y desconectado, sin generar peligro mientras los italianos ganaban terreno. Antes de la segunda parte, Cristiano se le acercó para pedirle más compromiso, pero su reacción fue la peor.

En vez de reaccionar positivamente a la arenga, el '11' se limitó a sonreír, lo que causó la molestia de los que presenciaron la escena, entre ellos el mismo Zidane. Sin titubear, el marsellés mandó calentar a Lucas Vázquez para que saliera en la segunda parte. Bale enfiló el banquillo y se esfumó a pesar de que no se dejó ver en el campo durante el rato que estuvo sobre el césped.

A partir de ahí, todo ha ido a peor para el extremo: no fue convocado para el encuentro ante el Málaga y fue suplente frente al Athletic. Una situación que nadie espera ya que cambie con los cinco encuentros que restan de Liga y los tres que le quedan al conjunto merengue para alzarse con otra Champions.


Deja tu Comentario