2018-04-23 20:04 Prensa Merengue Por: Fede Peris

La versión más mezquina y ruin con el Barça de Josep Pedrerol

Josep Pedrerol casi echa de su programa Jugones al campeón de la Copa del Rey. No le interesa el tema y menos después de ganar por 5-0, sólo es fútbol.



El Barça viene de proclamarse este fin de semana campeón de la Copa del Rey, el torneo centenario que lleva el nombre del monarca español, el torneo que cuando ha sido conquistado por el Real Madrid ha paralizado la capital de España para festejarlo en Cibeles. Sin embargo, esta vez la copa la ha vuelto a ganar el Barça, y eso, en territorio Pedrerol, de editorial Planeta, supone una degradación a copita intrascedente. Pedrerol ha mostrado hoy su cara más ruin y mezquina con el Barça.

La final de Copa en el programa de Josep Pedrerol ha tenido más protagonismo a través del Sevilla y su derrota que por el Barça y su victoria. Pedrerol ha mostrado mucho interés por consumir minutos de programa con los cacheos policiales con el fin de demosrtrar al mundo que el hurto por parte de la policía de camisetas amarillas de los aficionados estaba más que justificado. Pedrerol ha puesto también mucho interés, dentro de su estilo sectario y manipulador, en que quedara claro que los silbidos al himno fueron un fracaso y ha ofrecido imágenes de culés con la bandera de España y entonando el "lo, lo, lo" de la letra del himno español.



Lo que Pedrerol no ha dicho, porque no le interesa la realidad cuando no coincide con su pensamiento único e intransferible, es que la afición del Barça desplazada al Metropolitano no era cien por cien representativa. No es que no fueran culés los allí presentes. Sucede simplemente que el club puso a la venta entre los socios las entradas que le correspondían y no las colocó todas. Las volvió a poner a la venta y tampoco liquidó el paquete que la Ferderación puso a su disposición. Finalmente, tuvo que abrir las taquillas a gente que no eran socios del Barça, que por primera vez en la historia de las finales del club tuvo acceso a una localidad oficial ofrecida por la propia entidad, algo nunca visto hasta ahora, porque las entradas se adjudicaban por sorteo dado que la demanda siempre superó a la oferta.

Es decir, que el hartazgo de tantos títulos acumulados en los últimos años llevó al Metropolitano a muchos aficionados del Barça que ni siquiera eran socios del club. Así se explica lo del himno, aunque Pedrerol no haya perdido ni medio segundo en explicar este razonamiento. También ha dicho que esta vez predominaron los aplausos a los pitos. Lo que no dice es que esta vez la grada estaba más dividida que cuando el Barça se ha enfrentado años atrás al Athletic de Bilbao, dos veces, o Alavés, rivales con cuya afición existía cierta predisposición a compartir actitud hacia el himno. Pero para Pedrerol es mejor explicar las verdades, o las mentiras, a medias, de acuerdo con lo que más le interesa a él. Luego se extraña cuando le incluyen en la prensa manipuladora. Se lo gana a pulso.

"No fue la Copa del Barça, fue la Copa de Iniesta"

Y hablando de pitos al himno, seguridad, policía, Boixos Nois (lamentablemente la policía estaba más pendiente de requisar prendas amarillas que de marcar el paso a los Boixos Nois, que se beneficiaron de las entrads vendidas a personal anónimo) se le echó el tiempo encima a Pedrerol. La cuestión es que, como le gusta a Pedrerol cuando gana el Barça, de fútbol se ha hablado poco en Jugones. Mucho mosqueo en Sevilla y apenas un vídeo del Barça  campeón para dejar claro que "no fue la Copa del Barça, fue la Copa de Iniesta". Y dicho esto, editorial del descenso del Las Palmas, porque el campeón de Copa no merece que Pedrerol le dedique unas palabras cariñosas, y más después de ganar por 5-0. Igual le echan de la cadena de Planeta. Aunque, eso sí, para Florentino Pérez siempre hay un hueco en sus programas. Faltaría más. Y allí ha aparecido el "ser superior" acaprando más minutos que el campeón de Copa.



Qué pena de programa pseudoeportivo/madridista/político/violento. Qué pena que la envidia sea tan mala y genere tanta bilis entre el antibarcelonismo que encarna Josep Pedrerol. Qué pena, lo mal que lo va a pasar el personaje con el doblete. Y qué pena como el Madrid no gane la Champions League. A ver cómo lo arregla Pedrerol. 

 


Deja tu Comentario