2018-04-26 06:04 Real Madrid Por: Carlos Muñiz

Sergio Ramos se acordó de Mourinho en Múnich

El capitán merengue mandó un dardo a su ex entrenador tras asaltar el Allianz Arena.



La de este miércoles fue otra gran conquista merengue en clave europea, ante un Bayern de Múnich que tendrá la complicadísima misión -por no decir casi imposible- de levantar un 1-2 en el Santiago Bernabéu, que empujará para que su equipo viaje a Kíev para proclamarse por tercera vez consecutiva campeón continental. El triunfo de anoche es especialmente meritorio y dejó a los jugadores muy satisfechos, tal y como habló en nombre de todos el capitán Sergio Ramos tras el choque. Sin embargo, el '4' también mandó un mensaje envenenado.

El destinatario de su 'puya' fue José Mourinho, a quien criticó a la vez que ensalzaba a Zinedine Zidane por su excelente papel en Champions: “El entrenador del Madrid estará muy cuestionado siempre. Yo me pasé siete años aquí sin ganar una Champions y a algunos de esos entrenadores ni siquiera se les criticaba. Cuando Zizou tiene que apostar, lo hace, porque es el que manda. Estamos muy contentos de que dirija él el barco”, atizó el camero, en una clara referencia al que fue entrenador merengue entre 2010 y 2013, hasta que fue sustituido por Ancelotti.



Sergio Ramos atiza a Mourinho y ensalza a Zidane.

El capitán destacó la enorme dificultad del partido que tuvieron: "Ya sabíamos lo que nos íbamos a encontrar, la 'Champions' tiene esto. Hemos jugado en un grandísimo estadio y hemos disfrutado de un gran partido. A pesar de marcar dos goles el equipo ha estado muy sólido. Hemos sabido defender bien y hemos juntado las líneas", apuntó, antes de añadir que "sabíamos los jugadores que íbamos a tener enfrente. Eso requiere un nivel altísimo de concentración y lo hemos demostrado. El gol nos ha metido atrás y ellos han sabido aprovecharlo. Hemos sabido aprovechar sus dificultades para defender las contras con el trabajo de Lucas y Marco".

Sobre las expectativas del partido de vuelta en el Bernabéu, Ramos hizo un llamamiento a la calma: "La gente espera que ganemos 3-0, pero es muy complicado. Nos hemos enfrentado ante un grandísimo rival y hemos dado un gran paso, aunque falta rematarlo en casa. Todavía no hemos hecho nada y tenemos que volver a ganar en nuestro estadio", advirtió el zaguero.


Deja tu Comentario