2018-04-27 17:04 FC Barcelona Por: Fede Peris

Guti se va del Real Madrid como un fracasado

El adiós del técnico del Juvenil merengue esconde el enorme fiasco de La Fábrica.



En el Real Madrid todo empieza a temblar, y ni siquiera se ha gestado todavía la eliminación merengue en Champions League, lo que dejaría al club merengue sin ninguno de los tres títulos que se deciden en este final de temporada en sus vitrinas. Tras el ridículo en Liga y Copa, algunos piensan que hasta el cargo de Zidane podría peligrar en caso de eliminación europea. Sin embargo, el primero en caer en la entidad merengue ha sido Guti, el hasta ahora técnico del Juvenil A, un adiós disfrazado del fin de una etapa pero que esconde un fracaso estrepitoso.

"Ahora necesito otros retos. Para mí sería un sueño entrenar en un futuro al Real Madrid. Pero hay un momento que los caminos se tienen que separar. Siempre seré del Real Madrid", se despidió el ex jugador culé de su cargo en el 'Chiringuito', su plataforma antibarcelonista favorita, donde nadie le echó a la carad la realidad que ha marcado su adiós, que es muy distinta: su enésimo fracaso en la Youth League, donde no sólo cayó a la primera de cambio, sino que además tuvo que ver como el Barça se alzaba con su segundo título en los cinco años de la Champions juvenil para demostrar que la Masia está más bien que nunca.



Guti se va tras su enésimo fracaso en el Juvenil.

Es conocida la preferencia merengue por los títulos continentales. Así lo aseguran siempre las instituciones blancas, que siempre remarcan la importancia de la Champions League, y de su homólogo en la cantera. Sin embargo, Guti ha fracasado en su objetivo de llevar al juvenil merengue a lo más alto. Aquí no hay escándalos arbitrales que valgan, y solo ante el peligro el Real Madrid se ha dado de bruces con la realidad.

En el Bernabéu ya pocos esconden el fracaso que ha supuesto Guti para el juvenil. Excelente provocador en las redes sociales y en los platós de televisión, el tiempo ha demostrado que 'la eterna promesa' merengue ha resultado ser un auténtico fiasco desde los banquillos.


Deja tu Comentario