2018-04-30 13:04 Real Madrid Por: Carlos Muñiz

Jordi Alba miente más que habla con el pasillo de las narices

Jordi Alba no dice la verdad cuando sostiene que el Barça no le hizo pasillo al Real Madrid en el Bernabéu por el Mundialito porque no tomó parte en esa competición.



El tema del pasillo del Real Madrid al FC Barcelona el próximo domingo en el Camp Nou parece que interesa mucho estirarlo en la ciudad condal pese a que Zidane dejó claro que sus jugadores no harían pasillo al Barça explicando, además, las razones fundamentadas que lo justificaban.

Calientan el ambiente en Barcelona con el señorío del Real Madrid

Pero en Barcelona siguen obstinados en vender la imagen antideportiva de un Real Madrid que renuncia al señorío para no felicitar al campeón. Nada más lejos de la realidad, pero eso es lo que tratan de vender en Barcelona para calentar el ambiente de cara el partido del domingo.



Jordi Alba es el jugador que anda más revolucionado con el tema y que más ganas tiene de sacarlo, confirmando que esa obsesión por el pasillo obedece fundamentalmente a la necesidad que existe en Barcelona de humillar al Real Madrid, un equipo que genera un berrinche detrás de otro entre la afición culé coleccionando Champions League. 

Jordi Alba ha dicho a una semana del clásico: "No es una decisión que podamos tomar nosotros. Cada uno tiene respeto a quien quiere. El Mundial de Clubes fue una competición que no la jugamos. En el Bernabéu, en Liga, sí que hicimos. Si no quieren hacerlo esta vez será porque viene de arriba".

Las mentiras de Jordi Alba

Alba se mete en un charco sin saber de lo que habla cuando señala directamente a los de "arriba", sin citar a quién se refiere. Es decir, tira la piedra y esconde la mano. Por otro lado, Jordi Alba calla que si no hay pasillo del Real Madrid al FC Barcelona el próximo 6 de mayo a las 20: 45 horas es precisamente porque el FC Barcelona rompió la tradición y renunció a hacérselo al Real Madrid el pasado 23 de diciembre en el Bernabéu, cuando el Barça visitó el recinto blanco horas después de que el Real Madrid se proclamara campeón del Mundial de Clubes. Jordi Alba miente cuando dice que el Barça no le hizo entonces pasillo al Real Madrid porque venía de ganar una competición en la que no tomó parte el equipo azulgrana, por lo que no podía sentirse derrotado. Sin embargo, lo que Alba calla es que en 2006 el Barcelona sí le hizo pasillo al Sevilla por haber ganado la Europa League, una competición en la que el Barça no tomó parte, lo mismo que en el Mundial de clubes del Real Madrid. 



Queda claro que Jordi Alba tiene mucho interés en que el Real Madrid le haga pasillo al Barcelona porque eso le serviría para disfrutar de una humillación en toda regla ante 100.000 personas. Tiene el mismo interés por humillar al Real Madrid que el que puso para evitar ser humillado en su última visita al Bernabéu cuando el Barcelona acabó con la tradición ancestral de homenajear a los campeones del fútbol español. 

Ciertamente, esta manipulación torticera del pasillo aconseja que se acabe con esta costumbre de quita y pon que en Barcelona sólo es válida cuando a ellos les interesa. De cualquier forma, la credibilidad de Jordi Alba, además, conviene ponerla en cuarenta. Hace tres años le lanzó una peineta al público del Bernabéu en un clásico y luego quiso arreglarlo diciendo que informaba a los aficionados de que el número uno del mundo es Leo Messi.

 


Deja tu Comentario