2018-05-03 16:05 Final de Kiev Por: Administrador

Cómo ir a Kiev desde Madrid para ver la final 

¿Sabes cómo tienes que hacerlo para ir a Kiev desde Madrid para ver la final de la Champions League?



Ya conocemos a los finalistas, la sede, el día y la hora. Ahora solo falta saber cómo desplazarse hacia la capital ucraniana para ver el Real Madrid - Liverpool de la final de la Champions League. Y es que esta tercera final consecutiva para el equipo de Zidane merece la pena vivirla in situ, por lo que vamos a explicarte las maneras que hay para desplazarse hacia la ciudad del este de Europa.

La gran mayoría de aficionados que se desplacen a Kiev lo harán en avión. Los más de 3.600 kilómetros que separan la capital española de la de Ucrania hacen que otro tipo de transporte suponga un reto. Por tanto, la opción del vuelo es la más viable. Pero no es fácil, ya que a día de hoy no existen vuelos directos entre ambas urbes. Además, al rato del final de la semifinal ante el Bayern, los vuelos con escalas ya superaban los 600 euros. Y a día de hoy ya rozan los 800.



Pero para viajar en avión desde Madrid, hay que hacer escala en Zurich o en Minsk, por lo que el viaje ya se iría a 13 horas. Aunque las aerolíneas han asegurado en estos días que van a poner vuelos directos para esa fecha, en este momento la única opción es tener que pasar por las ciudades de Suiza o Bielorrusia.

Aunque otra opción sería viajar a ciudades cercanas, cuyos precios son inferiores, y hacer el resto del trayecto en transporte terrestre. Estos posibles lugares para acceder a Kiev son Varsovia (Polonia), Vilna (Lituania) o Chisinau (Moldavia). Los tres vuelos están entre 170 y 300 euros.

Coger el coche para la final

Aunque el viaje en avión es lo más recomendable, mucha gente optará por lanzarse a la aventura con su coche. Para llegar a la capital de Ucrania, habría que atravesar Francia, Alemania y Polonia, lo que supondría tener que salir al menos 48 horas del inicio del partido, ya que el tiempo estimado sería unas 36 horas, sin contar los descansos obligatorios.



Eso sí, el coste del viaje en coche sería algo más económico, ya que lo que se pierde en tiempo se gana en el bolsillo. Un coche promedio turismo, cuyo gasto de gasolina está en 6 litros cada 100 km, necesitaría algo más de 500 euros entre la ida y la vuelta, a lo que habría que sumar los peajes, que serían de 235 euros. 

Por lo tanto, un coche compartido entre 4 personas tendría un coste indiividual de casi 200 euros.


Deja tu Comentario