2018-05-03 09:05 Real Madrid Por: Ricard Cardona

Lo mejor y lo peor del Liverpool, rival del Real Madrid en la final

Así juega el equipo de Jürgen Klopp, que regresa a una final de Champions 11 años después.



El Liverpool ha cambiado drásticamente desde la última vez que el Real Madrid se midió al conjunto inglés en partido oficial. Después de varios años alejado de las fases finales de la Champions League, el conjunto de Jürgen Klopp ha logrado alcanzar el partido decisivo, 11 años después de perder su última final contra el Milan. A pesar de que no partía como uno de los favoritos para jugarse la 'orejona' en Kíev, el conjunto 'red' ha dado varios recitales y se ha plantado a un paso de la gloria. Esto ha hecho que varios merengues se hayan preguntado cuáles son los puntos débiles y fuertes a tener en cuenta por parte del Real Madrid.

Quizá el signo más distintivo de este Liverpool sea su desenfadado juego, llamado a menudo 'Rock'n'Roll', que el técnico alemán ha importado directamente desde Dortmund, donde también jugó una final continental con el mismo estilo. La alta presión, los robos de balón y el rápido juego del equipo es su mayor peligro. Sin embargo, el mayor activo 'red' es hoy en día Mohamed Salah: el egipcio, escudado por Firmino y Mané, acumula 43 tantos este curso y opta al Balón de Oro.



Los puntos fuertes y débiles del otro finalista de la Champions.

Otras virtudes 'reds' pasan por la mejoría en la línea defensiva, gracias al fichaje de Van Dijk, el más caro de la Premier para un central, por el que el club de Anfield pagó 85 millones, así como el coraje que hombres como Milner o el capitán Henderson han demostrado y también es uno de los fundamentos de un equipo ultramotivado esta temporada.

Sin embargo, varios puntos débiles del Liverpool pueden ser aprovechados por el Madrid en la final. Empezando por el portero, Loris Karius, cuyo rendimiento ha sido puesto en duda, especialmente en su salida, a pesar de haberle ganado la partida a Mignolet bajo palos. También en la zaga siguen habiendo problemas, a pesar de la irrupción de Van Dijk. Esto, sumado a la falta de un sucesor para Coutinho en el centro del campo ha hecho que el equipo se muestre irregular e impreciso, una evidencia en la eliminatoria de 'semis' ante la Roma. Además, Klopp no cuenta con suficientes garantías en el banquillo.


Deja tu Comentario