2018-05-04 17:05 Especial Clásico Por: Redacción MB

La humillación al Madrid que busca el Barça en el clásico 

El Barça busca cerrar LaLiga con la mayor ventaja al Real Madrid de la historia



El Barça encara el Clásico con varias premisas: La primera es seguir sin ceder ninguna derrota para acabar la competición con el casillero de encuentros perdidos a 0, y la segunda es aumentar la ventaja de puntos que tiene sobre el máximo rival, para que sea la mayor conseguida de la historia entre los dos equipos.

Actualmente, esa ventaja está cifrada en un récord de 17 puntos, por lo que la victoria blaugrana podría alejar al Madrid hasta los 18, siendo la renta más grande que jamás se haya visto en una competición doméstica entre ambos clubes, y dejando humillado al equipo de Zidane, pese a que el francés especule con que no le importa mucho este partido y que saldrá con los suplentes.



Un Clásico es un Clásico, y el técnico madridista tiene miedo de que le puedan pintar la cara en el ensayo para el Liverpool, por lo que se esconde en que saldrá con jugadores menos habituales para jugar en el Camp Nou, para excusarse en caso de caer derrotado.

Pero Valverde sabe que tras conseguir la competición, ahora toca seguir trabajando para los títulos personales y para darle la despedida que se merece a Iniesta, por lo que el entrenador culé saldrá con su once de gala para pasar por encima del rival y aumentar la distancia que hay entre los dos equipos.

El Real Madrid no es el mejor equipo de España... ni el segundo

Los últimos y escandalosos 2-6, 5-0, 0-3, 0-4 y 0-3 que se han producido en la última década siempre a favor del FC Barcelona, no han obtenido respuesta por parte del Real Madrid, que cuando ha ganado al Barcelona lo ha podido hacer sin llegar a la humillación constante que el Barça ha aplicado a los madridistas con mucha asiduidad en la última década. Y el barcelonismo espera un fin de fiesta a la altura de su equipo con una goleada escandalosa al Real Madrid que coloque al equipo blanco en su sitio (a más de 15 puntos) y le recuerde quién manda en España (siete de las diez últimas ligas y seis de las diez últimas copas). Difícilmente un equipo como el Real Madrid se puede autocalificar como el mejor de Europa o del mundo si es incapaz de ganar en su país. Y menos todavía si acaba el torneo de la regularidad a más de 15 puntos.



Los jugadores del Barça también afrontarán el partido hipermotivados y con ganas de tapar muchas bocas, las de los voceros antibarcelonistas a los que les corroe la envidia de un Barça invencible en España. Además, este año venimos de un aplastante 0-3 en el Bernabéu en la primera vuelta que dejó las cosas en su sitio y al Real Madrid temblando. Desde entonces, el equipo de Zidane no ha levantado cabeza. 


Deja tu Comentario