2018-05-06 08:05 Real Madrid Por: Redacción MB

PREVIA. FC Barcelona-Real Madrid: Se juegan la honra en el Clásico

El Barça jugará con toda su artillería pesada mientras el Real Madrid afronta el choque con dos bajas de peso en su alineación.



FC Barcelona y Real Madrid se enfrentan en el Camp Nou (20:45 / El Partidazo de Movistar) en un clásico sin más trascendencia que la honra que hay en juego en él. El Barça, con La Liga en el bolsillo y 15 puntos de ventaja sobre el Real Madrid a cuatro jornadas del final, y el Real Madrid con la mente puesta en Kiev, en donde una victoria en la final de la Champions League frente al Liverpool el 26 de mayo le permitiría liquidar la temporada con sobresaliente.

Zidane veta el pasillo del Real Madrid al campeón de Liga

No habrá pasillo. Asi lo ha decidido Zinedine Zidane. Al técnico galo le sentó muy mal que el Barça se negara el 23 de diciembre a rendir honores al entonces reciente campeón del Mundial de Clubes, y ha sido el mismo Zidane quien se ha negado a honrar al campeón de liga en el Camp Nou como respuesta a su afrenta, aunque queda en pie la posibilidad de que los dos equipos puedan hacerle el pasillo a Iniesta como homenaje al último de los clásicos que disputará antes de partir rumbo a China para jugar allí los tres últimos años de su carrera profesional.



El tema del pasillo ha envenadado un clásico más intrascendente de los últimos tiempos. Nada hay en juego. El Barça ya es campeón de La Liga y el Real Madrid acude al Camp Nou a saldar el trámite liguero pensando en Kiev. Sin embargo, un clásico es un clásico. El mundo entero estará pendiente de lo que suceda en el Camp Nou.

El Madrid busca la respuesta al 0-3 del Bernabéu

Se trata de un partido que reune los suficientes alicientes como para que los dos equipos pongan en el empeño la carne en el asador con el fin de ganarlo. La ida en el Bernabéu acabó con un 0-3 favorable al Barcelona que dejó La Liga sentenciada el 23 de diciembre. Y el Real Madrid necesita responder a la afrenta en un Camp Nou que se le da muy bien, tanto al equipo como a Cristiano Ronaldo, que suele desaparecer en Liga cuando el Barça visita el Bernabéu pero que, en cambio, ofrece su mejor versión, también en Liga, cuando salta al césped del Camp Nou.

Para el Barcelona pasar por la piedra al Real Madrid supone darle satisfacción a su hinchada y, a la vez, mantener viva la esperanza de acabar el campeonato liguero sin conocer la derrota. También supondría colocarse 18 puntos por delante del Real Madrid (el clásico lo afrontan con 86 puntos el Barcelona y 71 el Real Madrid), lo que significaría el record histórico en diferencia de puntos entre los dos grandes en favor del Barcelona. El máximo registro está en poder del Barça de Terry Venables en la temporada 1984-85, que dejó al Real Madrid a 17 puntos de ventaja. 



El Barça sale a jugar con toda su artillería pesada

El clásico de hoy significará la despedida de Andrés Iniesta del partido más seguido en el mundo entero después de sus 22 temporadas al servicio del FC Barcelona, con el que ha jugado 37 clásicos, con 16 victorias, 3 empates, 12 derrotas y 3 goles. Por otra parte, el Real Madrid tiene la oportunidad de frenar la racha goleadora de Leo Messi, que va lanzado al pichichi y a la Bota de Oro en dura pugna con Mohammed Salah, del Liverpool, a quien aventaja en un gol, con Cristiano Ronaldo descolgado de la lucha por su apuesta final por la Champions League y el Mundial con Portugal, lo que le ha obligado a desconectar de La Liga en los últimos partidos una vez confirmado que las posibilidades de éxito del Real Madrid en esta competición eran nulas.

Ernesto Valverde confirma que jugará con su once de gala. No necesita reservarse para nada. Le quedan apenas tres partidos de Liga sin trascendencia por disputar. Y lanzará toda su artillería pesada contra el Real Madrid con la esperanza de lograr un resultado contundente que permita a su afición olvidar que el Real Madrid está en la final de la Champions League y su equipo no. Se sabe que el vestuario azulgrana se ha conjurado para luchar por una goleada ante el Real Madrid que oscurezca su brillante final de temporada en la Champions League.

Jugarán en el Barça los mejores, aunque en ese selector grupo no cabrá Ousmane Dembélé, uno de los fichaje más caros de la historia del fútbol mundial que no ha sido capaz de hacerse con un hueco entre los titulares de Valverde.

El Real Madrid busca desbancar al Atlético de la segunda plaza

Aunque el Real Madrid no se juegue nada, no puede salir a a jugar en el Camp Nou sin la tensión ni la actitud necesarias para obtener un resultado positivo. El Barcelona saldrá a morir para dejar claro en su último gran compromiso de la temporada que su trompazo ante la Roma sólo fue un accidente y tratando de demostrar con un resultado holgado que está por encima del finalista de la Champions League. Zidane ha puesto mucho interés en las últimas horas en mentalizar a sus hombres de que en Barcelona hay mucho en juego y no se puede tirar el partido porque millones de aficionados madridistas esperan de ellos que muestran el nivel que exige vestir la camiseta del Real Madrid ante el rival más característico a lo largo de la historia del club.

Zidane se ha atrevido a decir que "hay que respertar lo que ha hecho el Barcelona porque ganar La Liga es lo más difícil y lo más bonito", pero también ha advertido a sus hombres que la segunda posición en la tabla está en juego y que el Real Madrid todavía puede optar a ella si el Atlético de Madrid pincha en los partidos que restan. Los colchoneros jugará poco antes en el Metropolitano ante el Espanyol con cuatro puntos de ventaja sobre el equipo blanco. 

La alineación que tiene en la cabeza Zidane

El Real Madrid recupera a Nacho. El defensa jugará en lugar del lesionado Carvajal junto a Sergio Ramos y Marcelo en la retaguardia madridista. Vallejo podría salir de titular, en sustitución de Varane, que parece tocado. Isco no jugará en el Camp Nou al no haber entrado en la convocatoria.

Habrá más cambios en la formación titular del Real Madrid, en la que Modric tiene todos los números para desaparecer. Su lugar en el centro del campo lo ocuparía el comodín Lucas Vázquez, que compartirá posición en la zona ancha con Kroos, Casemiro y Asensio. Y delante, Benzema y Cristiano Ronaldo. Este último se negó a descansar en el Camp Nou cuando Zidane se lo planteó. El portugués convenció al técnico asegurándole que no existe para él mejor preparación y entrenamiento que jugar partidos. Cristiano Ronaldo ha disputado ya 15 clásicos en el Camp Nou, en donde ya ha anotado 12 goles.

Alineaciones

FC Barcelona: Ter Stegen; Sergi Roberto, Piqué, Umtiti, Jordi Alba; Busquets, Iniesta, Rakitic, Coutinho; Messi y Luis Suárez.

Real Madrid: Keylor Navas; Nacho, Ramos, Vallejo, Marcelo; Casemiro, Kroos, Lucas Vázquez, Asensio; Benzema y Cristiano Ronaldo.

Árbitro: Hernández Hernández (C.Las Palmas)

Campo: Camp Nou / 20.45/ Movistar Partidazo.


Deja tu Comentario