2018-05-06 23:05 FC Barcelona Por: Fede Peris

El clásico retrata a Messi y a Cristiano: golazo y empujón al balón

Aunque las estadísticas dirán que los dos marcaron, el golazo de Messi deja en evidencia a Crtistiano, que, como casi siempre, sólo tuvo que empujar el balón.



El clásico ha servido para retratar a Leo Messi y a Cristiano Ronaldo. Las estadísticas explicarán que los dos marcaron un gol en su duelo. De eso vive Cristiano Ronaldo, de lo que no explican las estadísticas.

Hoy Cristiano Ronaldo ha quedado retrtatado. Se ha borrado del partido en cuanto ha marcado su golito. Él va a su bola. A por su Balón de Oro, su Bota de Oro o su Pichichi. Él sale a quedar bien él, a sacarle brillo a su apellido. Y ha marcado un gol que le ha servido en bandeja Benzema. Sólo tenía que empujar el balón. Así ha marcado la mayoría de los goles que jalonan su historial goleador: empujando el balón. Luego, toda la gloria para él. Y ha decidido borrarse del partido una vez cumpliuda su misión goleadora. Si luego las cosas iban mal, no sería por su culpa. Al contrario, si las cosas iban mal sería porque él no estaba en  el campo. La cuestión es que ha tenido cuatro clarñísimas oportunidades de marcar y sólo lo ha logrado en la ocasión más sencilla, en la que solo tenía que empujar el balón. 



Golazos contra golillos

Pero el Real Madrid, que se fue al descanso con emparte en el marcador, no supo sacar provecho de la expulsión de Sergi Roberto, que dejó al Barça en inferioridad durante medio partido. Y ahí apareció Leo Messi, que en una jugada de genio, desbordando a varios defensas blancos, fusiló a Keylor Navas con un disparo potente y colocado que sirvió para impedir que el Real Madrid se aprovechara del favor arbitral expulsando a Sergi Roberto. Ese golazo de Messi sirvió para hacer posible que el Barça pasara por la piedra al Real Madrid y agrande suy leyenda, a falta de tres jornadas, sin conocer la derrota en La Liga.

Tampoco el Real Madrid fue capaz de evitar que el Barça acabe La Liga invicto. 0-3 en el Bernabéu y 2-2 en el Camp Nou jugando el Barça con diez y el Real Madrid con doce. Gran gesta del Barça y de Leo Messi, el de los golazos, ante Cristiano Ronaldo, el de los golillos baratos.


Deja tu Comentario