2018-05-06 23:05 Real Madrid Por: Carlos Muñiz

Las seis enganchadas del clásico en las que saltaron las chispas

El clásico "descafeinado" fue de alta tensión y saltaron las chispas en seis duelos individuales,



Como no podía ser de otra manera, el "clásico descafeinado", como algunos lo quisieron denominar, fue en realidad de alta tensión. Los duelos individuales generaron chispas con constantes fricciones entre los jugadores de ambos equipos. 

Los seis piques en los que saltaron las chispas

Hubo muchos piques a lo largo de todo el partido: Keylor Navas y Luis Suárez se las tuvieron en los primeros compases del partido. Luego hubo un forcejeo, con intercambio de golpes, entre Modric y Jordi Alba. Más tarde Luis Suárez repitiuó con Sergio Ramos. Más adelante Marcelo y Sergi Roberto intercambiaron golpes, llevándose la peor parte el lateral brasileño del Real Madrid. El árbitro lo vio y envió a la caseta al jugador del Barça por comportarse con agresividad y juego violento. También Sergio Ramos y Rakitic, exsevillistas ambos, se las tuvieron. Y finalmente, Jordi Alba mantuvo una agria discusión de Lucas Vázquez, que no entró al trapo y evitó que la cosa llegara a mayores.



En líneas generales, los jugadores del Barça les buscaron  las cosquillas al Real Madrid. Esa era su estrategia. Ante la imposibilidad de imponer su juego, porque hoy por hoy jugando a fútbol nadie, ni el Barça, puede con el Real Madrid, los hombres de Valverde han recurrido a las marrullerías, broncas y peleas para plantarle cara al equipo blanco. Ahí está la explicación de que el Madrid no haya salido del Bernabéu con los tres puntos en su haber: por las malas artes del Barça y la inspiración de un árbitro que ha sintonizado a la perfección con los intereses del Barça concediendo como gol el tanto de Messi, que vino precedido de una falta clara de Suárerz sobre Varane, y tragándose un penalti a Marcelo en el área culé. 


Deja tu Comentario