2018-05-06 21:05 Real Madrid Por: Ricard Cardona

Leo Messi también mereció ser expulsado

El argentino se pagó su rabia con Sergio Ramos, al que arrolló con una entrada criminal.



El Barça terminó la primera parte completamente desquiciado. Tras el 1-1 del Real Madrid, el conjunto merengue volvió loco al eterno rival, que se vio sobrepasado y pagó su impotencia a base de entradas desproporcionadas y de todo tipo de acciones antideportivas. Sergi Roberto fue el que se llevó la peor parte, tras agredir a Marcelo y ver la roja, pero también Luis Suárez terminó sacando su vena agresiva...e incluso Leo Messi, que mereció la expulsión.

El jugador culé le propinó una durísima entrada a destiempo a Sergio Ramos, que quedó tendido en el suelo. A pesar de la dureza de la acción, merecedora de la tarjeta roja directa, el árbitro tan sólo castigó al '10' argentino con la amonestación. Un lance del partido en el que el jugador blaugrana demostró su verdadero carácter sobre el terreno de juego cuando las cosas no le van bien a su equipo.




Deja tu Comentario